Las distancias vuelven a ser evidentes

0
111
Monchi alienta a los suyos durante el calentamiento previo al derbi sevillano. Imagen: DiariodeSevilla

El Betis-Sevilla del Benito Villamarín tuvo como vencedor al equipo sevillista. El cuadro de Lopetegui fue sólido en defensa y demostró una vez más, su superioridad frente al equipo bético. Este rendimiento sevillista es en parte, debido a la secretaría técnica comandada por Monchi. La vuelta del director deportivo sevillista ha dado un salto en la parcela deportiva y ha colocado como cuarto a los de Nervión.

A pesar de que tuvo algunas críticas por la contratación de Lopetegui, actualmente, el preparador vasco mantiene a los sevillistas en puestos de Champions League y clasificado para la siguiente ronda de Europa League. Además, el equipo de Nervión ha fichado a jugadores que están ofreciendo un rendimiento notable como Ocampos o Fernando. Las ganas e importancia del derbi, se veían reflejadas en el calentamiento previo al encuentro. El gaditano bajó al césped y alentó a los suyos antes del comienzo del derbi.

Una vez concluido el partido, Monchi volvió a bajar al verde y festejó la victoria con los suyos. Estos partidos se ganan desde el calentamiento e incluso desde la semana previa y eso, el cuadro de Nervión lo ha hecho a la perfección.

Serra Ferrer durante una comparecencia en rueda de prensa. Imagen: Marca

Por su parte, el Betis carece de un hombre de fútbol que sepa encarar estos partidos con garantías. La sombra de Serra Ferrer es alargada, y tanto es así, que el cuadro de la Palmera solo ha ganado tres derbis en último siglo. Todos ellos tienen el mismo denominador común, la presencia de Serra Ferrer como entrenador o en los despachos.

La más que mejorable planificación deportiva y los malos resultados, han hecho que numerosos sectores del público hayan pedido la destitución de una de las cabezas visibles de la comisión deportiva, José Miguel Catalán.

Una vez más, el cuadro sevillista volvió a superar con claridad a los béticos y se llevó su segundo derbi consecutivo. Cuando parecía que las notables diferencias entre Betis y Sevilla se habían reducido, ayer se demostró que han vuelto a agrandarse.