Justicia para Carlos

0
47

Hace casi un año ya que el joven rondeño Carlos Ruíz perdió la vida en un accidente de tráfico, fue en la carretera A-357 entre Campillos y Málaga, en una colisión frontal con un Q7 que superaba la velocidad permitida.

Su padre Carlos Ruíz pide justicia, "al final es un juicio de falta, cada persona que conduzca y que tenga familia piensa que es algo injusto, mi hijo tenía 24 años y le quedaban 8 asignaturas para terminar la carrera", nos describe.

Carlos viajaba en ese momento con sus dos hermanas,"el 28 de diciembre venía mi hijo de Málaga, había estado visitando a sus abuelos y primos", confiesa Carlos. Además, asegura que el vehículo superaba con creces los límites de velocidad, iba sin seguro y sin pasar la inspección técnica. 

"Hay dos testigos que aseguran que el Q7 con que el chocó mi hijo iba a una velocidad excesiva y que al adelantarlo comprobaron que el coche iba zigzagueando", dice Carlos, además cuenta que "mis dos hijas iban en el coche con mi hijo y dicen que no había ningún coche delante por lo que es imposible adelantar lo que no existe. Tampoco vieron al otro coche. Mi hijo era un conductor muy prudente, circulaba a 85 kilometros por hora", y continuó diciendo, "la guarda civil no reconoce, ni sabe cuál era el vehículo que presuntamente adelantaba al BMW haya desaparecido sin dejar rastro ni testimonio. Tampoco dice si era un camión, un todo terreno o cualquier tipo de vehículo… ni color, ni modelo ni nada. Es difícilmente comprensible y creíble este hecho"

Tanto Carlos como su abogado no entienden como el fallecimiento de su hijo ha quedado impune.