El perro Excalibur revoluciona las redes

0
56

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ordenó ayer practicar la eutanasia al perro de la pareja por entender que "supone un posible riesgo de transmisión de la enfermedad al hombre", ya que "vivía en estrecho y permanente" contacto con la auxiliar contagiada que atendió al religioso repatriado de Sierra Leona, Manuel García Viejo, que murió a consecuencia del virus ébola.

Tras una jornada tensa en Alcorcón, a las puertas de la vivienda de Teresa Romero, el animal ha sido sacrificado por precaución de que sea portador del virus.

Fue Javier Limón el que se puso en contacto con algunas protectoras de animales pidiendo ayuda cuando las autoridades le revelaron sus intenciones de llevar a cabo el sacrificio del animal y él se negó. Aunque han sido muchas las personas que han querido apoyar al matrimonio y evitarlo, el consejero madrileño de Sanidad ha declarado que "desgraciadamente no ha quedado más remedio que sacrificarlo".

No fueron pocos los que quisieron unirse al marido de la auxiliar, Javier Limón, con el fin de evitar el sacrificio. Ayer se agruparon numerosas personas en el portal del matrimonio con el fin de impedir que las Autoridades Sanitarias accedieran a la vivienda para practicarle la eutanasia al perro y el hashtag #SalvemosaExcalibur se convirtió en Trending Topic Mundial en las redes sociales.

Un furgón de la Universidad Complutense de Madrid fue la encargada de asistir en la tarde de ayer al domicilio de la pareja y han sido miembros del laboratorio de Seguridad Biológica de la Complutense los que han llevado a cabo el sacrificio. A las 18.27 la furgoneta que trasladaba al perro a la incineradora de Paracuellos del Jarama, abandonaba el lugar entre gritos de "asesinos" y pancartas "Sacrificio 0" o "Excalibur, el mundo está contigo".

Durante la noche de ayer, fueron muchos los que quisieron acercarse para depositar una vela en las puertas de la vivienda simbolizando que no olvidarían a Excalibur ni lo ocurrido.