El Hormiguero recibe la vista de Santiago Abascal

Santiago Abascal y Pablo Motos durante la entrevista en El Hormiguero

El pasado jueves El Hormiguero, programa conducido por Pablo Motos, recibió la visita de Santiago Abascal, líder de Vox y candidato a la presidencia del Gobierno de la Nación. Su aparición en el talk show suscitó expectación por gran parte de los españoles, ya que se trataba de la primera vez que Abascal era invitado a la ronda de entrevistas de los candidatos a la presidencia con motivo de las segundas elecciones generales de este año que tendrán lugar el próximo domingo 10 de noviembre.

Según las fuentes del diario Libertad Digital, a pesar del boicot hacia el programa sufrido en las redes sociales desde que se anunciase la aparición de Abascal en él, El Hormiguero logra su tercera mejor audiencia en su historia. Centenares de usuarios en Twitter y diferentes medios de comunicación protestaron por la asistencia del líder de Vox al programa bajo el hashtag #BoicotElHormiguero pidiendo la no emisión del programa.

Motos comenzaba la tensa entrevista explicando que «Vox existe y no sería democrático no invitarle» y confesándole a Abascal «me han insultado más esta semana que en los 14 años que llevo haciendo el programa» a lo que el entrevistado respondió con risas, entregándole una tableta de antiinflamatorios. El encuentro continuó haciendo un repaso por  los temas de mayor controversia social como la eutanasia, la inmigración o el cambio climático, donde el líder de Vox reafirma su posición y la de su partido. Abascal contestaba con firmeza en la entrevista, recogida por Europa Press, con respecto a la eutanasia o el aborto, anunciando que, si fuese el próximo Presidente del Gobierno, suprimiría la actual ley de plazos por fomentar «una práctica eugenésica y anticonceptiva» apelando que «no se debe acabar con la vida que se lleva dentro. Hay muchas mujeres que dicen que su cuerpo es suyo, pero lo que llevan dentro no es su cuerpo”, aunque el líder de Vox no ha calificado el aborto como asesinato, ya que no pretende «ofender a personas que toman esa decisión bajo una situación de presión».

Para finalizar la entrevista, aparecieron las hormigas del programa, Trancas y Barrancas, quienes entrevistaron a Abascal con preguntas más desenfadadas como mostrarse propicio a que el himno del país tenga letra, favoreciendo la versión de la artista Marta Sánchez «yo le doy un 10».