Crónica: Diez mil porqués para volver a escuchar a Beret

0
28

"Eran las una y media…" y Beret se hacía con el escenario del OCCO Club. Un efusivo Esencial era la carta de presentación al show de 90 minutos en el que pocos temas de su repertorio se quedaron fuera, y del que EUSA NEWS pudo ser testigo.

No era la primera vez que actuaba en Sevilla, sin embargo, debido a ser natural de ella tenía que superarse una vez más. Y así fue, pues las sorpresas y experimentación fueron, sin duda, las dos palabras que caracterizaron el evento. 

Para ello, el hispalense decidió deleitar a sus fans más acérrimos y antiguos con la interpretación de algunos de sus primeros temas, entre ellos Nunca se hará tarde, tocado por primera vez a piano. Asimismo, haciendo honor a su tierra, y como él dijo "no hay nada que le guste más a un sevillano que coger una guitarra", se animó a cantar su mítico Cóseme en versión acústica

Los temas se iban sucediendo y un acto inesperado cambió el rumbo del evento. Una chica fue llamada al escenario para recibir un supuesto premio. El premio fue, nada más y nada menos, que una pedida de mano por parte de su novio delante de todo el público. Minutos más tardes, y tras muchos "¡qué bonito!", el show prosiguió.

Bala perdida, Ojalá o Vuelve fueron algunos de los que más destacaron, aunque siendo sinceros, era difícil diferenciar esto entre tanto ímpetu constante. Beret y su emoción al cantar tuvieron gran parte del mérito, no obstante, el público también cumplió un papel clave acompañando todos y cada uno de sus versos

Sin lugar a dudas, el concierto dejó un gran sabor de boca a todos sus seguidores, pues ya no solo el cantante quiso dejar claro que era un hasta luego, haciendo ver que habría otro próximamente, sino que dejó elegir con qué canción "cerrar" (pues regaló un BIS) el show. 

El evento más que cumplir con las expectativas, las superó de tal forma, que podemos encontrarnos con una de las mejores actuaciones que ha dado el cantante a lo largo de su carrera dentro de la industria. Seguramente, esto sea gracias a su gran amor por la música en directo, hecho que reiteró en diferentes ocasiones.

Lo que sí quedó claro es que ante la posibilidad de una segunda vuelta, todos y cada uno de los asistentes querrían volver por revivir la magia musical de anoche.