Chaves Nogales y «el oficio de contar»

0
37

La Fundación Cajasol ha acogido durante los días 30 y 31 de octubre la II edición de Letras en Sevilla bajo el título “Chaves Nogales, una tragedia española”. Este nuevo ciclo de ponencias trata de poner en valor la vida y obra de Manuel Chaves Nogales (1897-1944), periodista sevillano cuyos relatos se consideran fundamentales para entender la historia de Europa a principios y mediados del s.XX.

En la primera ponencia, “El oficio de contar”, llevada a cabo por Maribel Cintas, la filóloga compartía algunos detalles de la vida y obra de Chaves Nogales. Por ejemplo, que nació en 1873, en Sevilla. Tras acompañar a su padre, Manuel Chaves Rey, también periodista, a las redacciones de los periódicos en los que trabajaba, desarrolló pasión por el oficio y lo aprendió pronto. Viajero, curioso y entrevistador empedernido, llevó a cabo su labor profesional en diversas partes del mundo y vivió muchos de los grandes acontecimientos históricos de la primera mitad del siglo XX, describiendo, entre otros, la Revolución Rusa a través del testimonio de un bailaor de flamenco que estuvo allí, o la idiosincrasia sevillana a través de una biografía de Juan Belmonte. Tuvo que exiliarse en Francia y en Londres, lugares donde siguió ejerciendo el periodismo y donde estableció agencias. Murió exiliado en Londres, en 1944, por septicemia. Habría cubierto el Desembarco de Normandía si la enfermedad no se le hubiera adelantado. 

“Chaves Nogales suspiraba por algo diferente”, decía Cintas en su elocuente intervención. “Tenía la mirada puesta en el futuro porque quería cambiar la profesión”. Y es que la filóloga afirma con rotundida que cuando el mundo estaba viviendo su época más convulsa, Chaves Nogales tenía que estar en medio del huracán para contarlo. Describe al periodista sevillano como un partidario de la república, pero con una visión neutral y crítica de los dos bandos de la Guerra Civil, y muy en especial de los nuevos movimientos y líderes fascistas y nazis de la Europa que recorrió varias veces en avión, a quienes calificaba de “duros, implacables, nazarenoides, capaces de matar a sus propios padres.”

Entre los asistentes al evento estaban los periodistas y también ponentes Arturo Pérez-Reverte y Jesús Vigorra y la familia de Manuel Chaves Nogales, su hija Pilar Chaves y su nieto, Antony Jones. En la sesión de preguntas tras la ponencia se comentaron cuestiones como la repatriación de sus restos, que continúan en Londres, y lo difícil pero amargamente satisfactorio que resulta triunfar en tierra ajena.

Letras en Sevilla son un ciclo de ponencias que en su primera edición, en mayo de 2017, se valía de las voces de novelistas, hispanistas, historiadores, profesores y otros profesionales para explorar, desde el punto de vista histórico, diversos relatos sobre la Guerra Civil española.

En esta edición, han devuelto la voz a Chaves Nogales, periodista independiente y adelantado a su tiempo, cuya obra periodística retrata con agudeza y rigor los grandes acontecimientos de principios del siglo XX.