Charo Padilla: “Si la gente vive el pregón como si estuviera retransmitiendo una cofradía para mí será un éxito”

0
118

Charo Padilla es sevillana, periodista y amante de la Semana Santa. Madre de dos hijos y esposa del compositor Manuel Marvizón, Padilla se ha convertido en una de las voces de la semana grande de Sevilla gracias a sus retransmisiones y su participación en el programa ‘El Llamador’ de Canal Sur Radio, emisora en la que trabaja desde 1990. Con un gran reconocimiento en el mundo cofrade, esta comunicadora pasará a la historia de la ciudad hispalense y no solo por su labor como periodista, que también, sino porque el próximo Domingo de Pasión será la pregonera de la Semana Santa de Sevilla, la primera mujer en sus ochenta años de historia.

La historia del pregón se remonta a 1937, año en que Federico García Sanchís pronunció una charla en el antiguo teatro San Fernando, aunque no fue denominado como tal hasta 1939. Desde entonces y hasta nuestros días han sido hombres reconocidos de la ciudad los que han pregonado la Semana Santa de Sevilla, pero eso cambiará cuando Padilla suba al escenario del Teatro de la Maestranza el próximo siete de abril. Eusa News ha tenido la oportunidad de hablar con esta sevillana que marcará un antes y un después en uno de los eventos más simbólicos de la ciudad.

P: ¿Qué se siente al ser la primera pregonera de la Semana Santa de Sevilla?

R: Se siente responsabilidad y orgullo a partes iguales. Responsabilidad por lo que conlleva, porque responsabilidad es para todo el que se ponga a escribir un pregón, pero el hecho de ser la primera mujer te da más aún. Orgullo por eso mismo, por ser la primera en hacerlo y también un poco de miedo y nervios, pero tendré que templarlos. Todo eso está por ahí revoloteando.

P: ¿Lo había imaginado alguna vez?

R: Sinceramente no lo imaginaba porque no lo soñaba. Ni lo había deseado nunca, ni lo había pedido, al menos para mí, lo había pedido para otras mujeres. Nunca en mi vida me he visto subida al escenario del Maestranza ni imaginé que yo sería pregonera de la Semana Santa de Sevilla. 

P: ¿Por qué cree que 2019 es el año para romper las costumbres y que sea una mujer la que pregone?

R: Tenía que caer ya, ¿no? Era evidente, las mujeres están totalmente integradas en las cofradías de Sevilla desde hace ya mucho tiempo. Hay hermanas mayores, miembros de junta, hay mujeres en el Consejo de Cofradías, ya solo quedaba encontrar una mujer para que diera el pregón. La Semana Santa no puede obviar la sociedad en la que vivimos y la mujer tenía que estar también en el pregón, ha llegado la hora y aquí estoy.

P: ¿Cree que el movimiento feminista y la huelga del 8M han influido en esta decisión?

R: Yo no lo creo, era algo que el Consejo de Cofradías venía rondando desde hacía tiempo, me consta que desde hace unos años. Era inevitable, la mujer está en todos los ámbitos de la sociedad y también en la Semana Santa.

P: ¿Por qué cree que tiene tanta importancia el pregón en Sevilla?

R: Yo creo que forma parte de uno de los ritos de la Cuaresma. A los sevillanos nos gusta el antes del pregón, el pregón en sí y el después del pregón, eso forma parte de una tradición, hay que hablar del pregón con una cerveza después del pregón.

P: Si no hubiese sido usted, ¿qué otro nombre femenino se le pasa por la cabeza para dar este pregón?

R: Maruja Vilches, Milagros Ciudad, Irene Gallardo, Reyes Calvillo, que lo será algún día sin duda, o Stella Benot. Esas que yo conozca, no conocidas por el público hay muchas más.

P: Cree que con su pregón se abre una puerta a esas mujeres que no se les ha dado la oportunidad durante todos estos años?

R: Cuando yo lo haya dado, que es un paso importante y una responsabilidad muy grande al ser la primera, tienen que venir más. Yo lo doy este año, pero espero que no pasen diez años hasta que lo dé otra mujer, sino que sea una cosa normal.

P: ¿Algún nombre masculino al que piense que se le debe ese reconocimiento?

R: Pascual González hubiera sido un extraordinario pregonero y Manolo Garrido, que ya ha fallecido, también hubiera hecho un pregón maravilloso y no se le ha hecho justicia. 

P: Si tuviera que elegir un pregón de los últimos años, ¿con cuál se quedaría?  

R: Voy a decir de los tres últimos pregoneros. Del de Rafa González Serna destacaría su magistral puesta en escena, de Alberto García Reyes la brillantez de sus versos y de José Ignacio Rey Tirado su autenticidad.

P: ¿Qué es la Semana Santa para Charo Padilla?

R: Es la forma más hermosa de ser cristiano en Sevilla y la manera que tenemos los sevillanos de celebrar la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Para mí es familia, recuerdos, emoción, canción, todo eso es la Semana Santa de Sevilla.

P: ¿Pertenece a alguna hermandad?

R: A la Macarena, al Beso de Judas, al Polígono de San Pablo y al Cerro del Águila, todas muy populares.

P: ¿Cuál es su jornada más especial?

R: Para mí la del Cerro, el Martes Santo. No hace ni un año que soy hermana, pero esa la vivo con especial emoción.

P: Con la polémica de las vallas, los posibles cambios en la Carrera Oficial y en las jornadas, ¿cree que está cambiando la esencia de la Semana Santa?

R: A los sevillanos nos cuesta, no tanto acostumbrarnos a los cambios, como hacernos a la idea de que puede cambiar algo. Yo he vivido la Campana sin vallas y la salida de la Esperanza de Triana, del Gran Poder y de todas las cofradías sin las vallas que todas las hermandades ponen ahora. Eso hoy en día no sería posible, la seguridad está por encima de todo y creo que han sido cambios que se han producido por el bien de la seguridad. Hace unos años no existía tampoco el Cecop y ahora existe porque es necesario. La Semana Santa, como no puede ser de otra manera, se tiene que ir adaptando con el paso del tiempo y cuando nos dicen que va a cambiar algo nos choca, pero luego cambian y nos acostumbramos. La esencia no creo que se pierda, se pierden algunas cosas pero es inevitable, a mí me gustaba la Campana sin vallas, pero entiendo que es inevitable. En mi casa sigue siendo la misma Semana Santa, cada familia tiene su día y seguro que se vive igual cada año, esa esencia seguro que no cambia.

P: ¿Ha comenzado a escribir el pregón?

R: Algo he empezado a hacer, más que nada conceptos e ideas que me van surgiendo.

P: ¿La coronación de la Virgen de la Victoria y la salida extraordinaria de la Esperanza de Triana le han ayudado a inspirarse?

R: De todas las vivencias que el pregón me está permitiendo disfrutar y conocer siempre surgen ideas. Una persona que te cuenta algo, una mirada, un costalero que sale debajo del paso, de cualquier detalle puede surgir una idea. Yo soy como una esponja.

P: Las cofradías de vísperas y de los barrios están viviendo un auge, ¿van a estar presentes en su pregón?

R: (Se ríe). Ya quieres saber más que yo. No lo sé, son más de setenta hermandades contando las de vísperas, pero no me voy a olvidar de las que no tienen tanto nombre como otras hermandades.

P: ¿Cómo cree que vivirá ese día?

R: Con muchos nervios, pero espero templarlos y disfrutarlo, porque si yo lo disfruto estoy cien por cien convencida de que los demás lo disfrutarán también.

P: ¿Qué reacción espera por parte del público?

R: Espero que la gente cuando salga diga: “Ha sido la Padilla de siempre, la que estamos acostumbrados a escuchar desde hace más de treinta años detrás de la Macarena, del Beso de Judas, del Polígono San Pablo o del Cerro del Águila”. Si ellos me reconocen y viven el pregón como si estuviera retransmitiendo una cofradía para mí será un éxito. 

(Retransmisión de Charo Padilla de la salida de la Hermandad del Cerro del Águila)