Amparo, epílogo de las Glorias de Sevilla

La Hermandad del Amparo realizo su salida procesional por las calles de la feligresía de la Magdalena, con mucha afluencia de público a pesar de las bajas temperaturas.
0
246
La Virgen del Amparo llegando a la Parroquia de la Magdalena

El frío de Noviembre calaba en la ciudad de Sevilla, pero no impidió que la gente se echara a la calle para acompañar a la Virgen del Amparo. Salida marcada en rojo en el calendario de todos los cofrades.  Cortejo perfectamente organizado por la Hermandad del Amparo, que minutos antes de las 18:00 horas, ponía la procesión en la calle.

Tras la salida, la Virgen entró por completo en la Capilla de Montserrat, donde se encontraba a ras de suelo la imagen del Santísimo Cristo de la Conversión, titular de la cofradía del Viernes Santo. Tras la visita, la patrona de la feligresía de la Magdalena comenzó su recorrido por calles tan bellas como Gravina, Plaza del Museo o la estrechez de San Roque.

La imagen, atribuida a Roque de Balduque, lucía manto bordado por Manuel de Ariza en 1851. El paso iba exornado con rosas y calas blancas y fue comandado por Ismael Vargas y Auxiliares. La nota musical a la jornada la puso la Banda de Música de Nuestra Señora de la Victoria «Las Cigarreras» que en todo el recorrido aportó un exquisito y clásico repertorio.

Minutos antes de las 21:30, el paso de la Señora del Amparo realizó de nuevo su entrada en la Parroquia de la Magdalena, donde el órgano de la misma acompañó el transitar de la virgen por la nave central del templo. Finalizó la procesión con un recuerdo a los fieles difuntos y el canto de la Salve.