Adiós al bigote de Vicente del Bosque

0
107

Ni la victoria en el Mundial de fútbol de 2010, ni la Eurocopa 2012 fueron capaz de quitar el rasgo más característico de Vicente del Bosque, su bigote. Pero hoy ese hecho ya es una realidad después de más de 50 años. Hace unos días mostraba su nueva imagen que pasará a la historia. Muchos apuntaban de que se trataba de un acto solidario llamado movimiento Movember, que se trata de dejarse el bigote durante el mes de noviembre para concienciar sobre enfermedades masculinas. Pero no tenía nada que ver, ya que Vicente lo hizo al revés y se afeitó. Y es que el exseleccionador es protagonista de la nueva campaña navideña de la empresa líder en productos del mar, Pescanova.

Según El País, la empresa lo tuvo difícil para convencerlo: Me lo propusieron hace tiempo. Me lo pensé mucho, pero me liarion y terminé accediendo.

El vídeo muestra como es el nuevo Del Bosque sin que nadie sea capaz de reconocerlo en su día a día, al no tener su sello de identidad más reconocido. La empresa promotora quiere llegar con esta campaña al corazón de todos los españoles, y como no con un referente del país. Y no podía hacerlo de otra manera que corroborando que los bigotes de los nuevos langostinos Los Rodolfos, son señas de identidad y calidad. Por ello en declaración a Diez Minutos, el consejero delegado de Pescanova, Ignacio González: Una señal inequívoca de que el producto a penas ha sido manipulado es que conserve sus bigotes. Pescanova ha creado un distintivo de calidad propio para esta nueva gama. Tal es así que el anuncio concluye con una frase muy explicativa: Sin bigote, Vicente no es Del Bosque. Sin bigote, un langostino no es Rodolfo.

Desde entonces el extrenador de La Roja ha vivido momentos paralelos a la campaña: Mi mujer, que fue la que hace 50 años me incitó a dejármelo, no supo qué decirme al verme sin bigote. No me reconocía. En casa aún me miran raro. Tras el revuelo creado y ser partícipe de muchos memes en las redes sociales, el protagonista se pronunció con tono humorístico: Estoy deseando que me crezca de nuevo. No me encuentro sin mi bigote. No me volveréis a ver así.