La lluvia, la protagonista de la Semana Santa de Sevilla de 2024

La lluvia dejó un semi vacío de cofradías en las calles de la capital andaluza
0
104

Comparte la noticia

La Semana Santa de Sevilla es una de las celebraciones más emblemáticas y esperadas del año que esta vez, se vio marcada por la carencia de la mayoría de procesiones. El cielo nublado y las persistentes lluvias mantuvieron a la gran mayoría de las cofradías en sus respectivas iglesias, generando una gran ausencia en las calles que suelen llenarse de fervor y devoción en esta época del año.

Como cada año, tanto sevillanos como visitantes esperaban con gran expectación los cortejos que caracterizan esta festividad, pero la lluvia se convirtió en la mayor protagonista, obligando a las hermandades a suspender sus salidas procesionales para preservar la integridad de las imágenes y garantizar la seguridad de los participantes y espectadores.

La decisión de no realizar las estaciones de penitencia tomadas por las Juntas de Gobierno, fueron las más acertadas ante las adversas condiciones climáticas que no daban tregua en la mayorías de las ocasiones. Aunque la medida fue recibida con comprensión por parte de los ciudadanos y visitantes, no dejó de generar cierta decepción y nostalgia entre aquellos que anhelaban vivir la experiencia única de la Semana Santa sevillana.

Agraciadamente, no todas las Hermandades tuvieron que suspender sus salidas procesionales, una minoría pudieron realizar estación de penitencia; algunas de ellas, refugiándose en la Catedral tras desafiar las circunstancias meteorológicas que les sorprendieron durante su discurrir por las calles.

A pesar de tener algunas cofradías en las calles; que supo a poco, y la ausencia de otras, la esencia de la Semana Santa se mantuvo viva en los corazones de los sevillanos y visitantes, quienes continuaron con sus muestras de devoción y tradiciones propias de esta celebración y no dudaron en trasladarse a los templos que se abrían para visitar a los Titulares en su día de salida, donde se vivieron momentos que quedarán para siempre en la historia.

Una Semana Santa agridulce para Sevilla, que dio muchas enseñanzas y reflexiones y que hace aún más viva la espera a una nueva con esperanzas de que nos devuelva los momentos y sueños que esta nos arrebató.

 

 

 

Comparte la noticia

Comments are closed.