La desesperación empieza a llegar a Nervión

Encuentro muy disputado entre el Osasuna y el conjunto de Quique Sánchez Flores que termina en empate tras los goles de Isaac y Budimir, además de la polémica expulsión de Suso.
0
636
Disputa de balón entre Suso e Iker Muñoz. imagen: @sevillafc

Comparte la noticia

El Sevilla llegaba el domingo tras la derrota en el Civitas Metropolitano el jueves pasado por 1 gol que les dejaba fuera de la Copa del Rey. Y necesitaba la victoria puesto que un rival directo como el Cádiz consiguió puntuar horas antes del partido contra el Athletic de Bilbao.

Por lo contrario su rival, el Osasuna, llegaba al Sanchez-Pizjuan tras ganar en su casa al Getafe en un partido bastante disputado que sentenció Jesús Areso con un tanto en el minuto 80.

Este partido comenzaba con un minuto de silencio por los tres sevillistas fallecidos el pasado jueves de camino a Madrid para ver a su equipo.

El encuentro comenzó con un Sevilla protagonizando las acciones más claras y teniendo el control del partido hasta que en el minuto 24 del primer tiempo el lebrijano Isaac Romero estrenaba el marcador con una gran definición que fue imposible de blocar para Sergio Herrera, y así el canterano del Sevilla conseguía su cuarto gol en cinco partidos y demostrando que tiene un gran nivel para competir en primera división. Tras el tanto del conjunto hispalense, estos siguieron insistiendo con el gol, llegando Ocampos a tener una ocasión muy clara para poner la ventaja de dos, pero el disparo se fue por encima de los tres palos.

Tras el descanso, en los primeros minutos de juego el Sevilla volvió a tener alguna buena ocasión como fue el disparo superpotente de Acuña, que fue blocado por el meta del conjunto navarro. Iban pasando los minutos y el Osasuna cada vez tenía más el control del juego. Hasta que en el minuto 55 el Osasuna pondría las tablas en el marcador con un gol de Budimir procedente de un córner. El Osasuna siguió atacando y llegó a tener varias ocasiones para remontar.

La polémica del partido llegaría en el minuto 85 con la expulsión de Suso en la que tuvo que intervenir el VAR puesto que Cuadra Fernandez, el árbitro del encuentro, en un principio lo sancionó con tarjeta amarilla y tras revisarlo en el VAR anuló dicha tarjeta para así expulsar al jugador gaditano. Además Sergio Ramos también fue sancionado con amarilla por protestar por dicha acción. Con esta, ya van 5 amarillas, por lo que perderá el siguiente encuentro en Vallecas.

En los minutos finales pudimos observar un Sevilla que a parte de jugar con 10, estaba muy agotado y veía que no llegaban las ocasiones, Sergio Ramos llegó a tener una importante ocasión, pero el camero no pudo materializarla. El colegiado pitó el final y el Sevilla consiguió un punto con muy poco sabor y poder seguir estando fuera de las posiciones de descenso.

Comparte la noticia

Comments are closed.