El mal uso en los abonos recurrentes de Renfe

Las medidas propuestas por el Gobierno ayuda considerablemente a los usuarios de Cercanías y Media Distancia por las continuas incidencias, que se venían sucediendo.
0
164

Comparte la noticia

Para fomentar el uso del transporte público y colaborar con los efectos de la inflación, el Gobierno de España propuso en septiembre de 2022 una serie de abonos de tren gratuitos para Rodalies, Cercanías y Media distancia con viajes ilimitados durante el trimestre correspondiente al abono. Únicamente se debía de abonar una pequeña fianza, cuyo precio oscila dependiendo del abono desde los 10 euros a los 20 euros. Una cuantía que sería devuelta si el poseedor del abono completa 16 o más viajes.

Desde entonces, el sistema de abonos ha tenido que ser modificado ante el mal uso de los ciudadanos, ya que en muchos casos adquirían los billetes del trayecto y no terminaban viajando. Esto imposibilitaba la compra por parte de otros viajantes que sí querían realizar ese trayecto.  De hecho, son muchos los viajantes recurrentes que desean que este abono desaparezca, ya que anteriormente no había problema para poder adquirir una plaza de viaje, prefiriendo tener que costear el precio completo del billete a no tener la facilidad de la disponibilidad de tener billetes a cualquier hora del día.

Tren media distancia Sevilla-Huelva

Desde la empresa pública Renfe, en colaboración con el Gobierno de España, se empezó a trabajar en las medidas posibles para reducir este mal uso ciudadano del abono. Desde el pasado 7 de diciembre 2022 se pusieron en marcha las nuevas medidas, desde la anulación del bono por reservar la plaza y no viajar en 3 ocasiones o perder la fianza total. Con esto el fraude ha caído del 20% al 2,5% a nivel nacional, liberando así asientos y permitiendo a los viajeros realizar el trayecto sin necesidad de abonar el viaje aun teniendo el abono. Algo que para los viajantes de las ciudades dormitorio y que recurren al tren para asistir al trabajo les ha ayudado considerablemente.

Aún con estas medidas se siguen sucediendo problemas en la adquisición de billetes de tren puesto que con anular el billete tan solo una hora antes de que este parta, no se tendrá ninguna sanción. Esto sigue provocando que los viajeros que hacen buen uso del abono recurrente no puedan comprar su billete hasta justo antes de que el tren tome salida. El caos está siendo tal que ya muchos de los usuarios aseguran estar realizando el trayecto en coche, provocando justo el efecto contrario que pretendía el abono, que era incentivar la demanda de transporte público y contribuir a reducir las emisiones de CO2.

Aplicación de Renfe 

Comparte la noticia

Comments are closed.