Una joven cordobesa cuenta su historia de superación

Es muy amiga de sus amigas, aunque un poco desastre para sus temas más personales
0
206
Patricia Molina

Comparte la noticia

Patricia Molina López, una joven cordobesa cuenta su historia de superación tras haber pasado por un TCA (Trastorno de la Conducta Alimentaria). Es una chica con una sonrisa puesta las 24 horas del día, es pura alegría.

Sin duda es un ejemplo a seguir para todas las chicas de nuestra edad, su situación de vida no ha sido nada fácil y aún así contagia todo lo bueno que tiene. Es muy amiga de sus amigas, aunque un poco desastre para sus temas más personales.

Se dio cuenta hace poco que su amor por Dios era un amor verdadero. Ahora con 21 años de vida transmite toda su Fe a muchos jóvenes, no tiene miedo a hablar de lo que siente por Dios y así lo podemos ver en sus últimas publicaciones.

‘Soy una suertuda a la que Dios le recuerda todos los días lo mucho que la quiere y estos días no iban a ser menos, recordándome que feliz me hace ser hija suya, sin yo pedirlo, me ha dado mas de lo que espera esta semana, porque con un simple baile en mitad de la calle me ha recordado porque merece la pena vivir en Cristo y aunque a veces siento que me quita, estoy segura de que lo multiplica cuando más lo necesitamos. Y luego está mamá, que así de forma terrenal diría que lo suyo es otro rollo, una madre buena y misericordiosa, una escalera al cielo.
Se que el futuro no está en mi, lo que tenga que ser será y es Dios quien lo permitirá💛’.

ENTREVISTA A PATRICIA MOLINA 

1. ¿Cómo te diste cuenta o se dieron cuenta tus padres de que necesitabas una ayuda profesional?

Me di cuenta yo. Vi que estaba llegando a unos límites que no eran “normales”, empecé a tener muchísima ansiedad y al contárselo a mi madre decidimos que era la mejor opción.

2. Existe la imagen de que los que padecen un tca mienten para no ser descubiertos, ¿es cierto? ¿Tú lo hacías?

Desde el primer momento que empecé a adelgazar con conductas que no eran sanas mentía para que no me descubrieran. Sobretodo mentía cuando me preguntaban si había vomitado, siempre decía que no a mi psicóloga y a mis padres. Diría que si, es cierto, si no mientes, piensas que no vas a poder seguir haciendo esas conductas, ya sea vomitar, no comer o cualquier otra cosa.

3.¿Qué es lo peor de tener TCA?

Para mi lo peor fueron las consecuencias psicológicas, no solo me hizo daño físicamente sino que me destrozo mentalmente, tenía siempre mi mente ocupada con pensamientos negativos.

4.¿Cuánto tiempo sufriste el trastorno?

Fueron 2 años y medio muy duros aunque pienso que nunca se deja de sufrir, siempre hay algo en mi cabeza que me quiere hacer volver a ese tiempo en el que me veía “delgada”, podría decir que lo sigo sufriendo pero desde luego que no de la misma forma, antes me limitaba en mi forma de vivir ahora no.

5. ¿Cómo trataste tu trastorno alimentario?

Mi psicóloga me ha ayudado muchísimo, también mi psiquiatra, las pastillas han sido fundamentales para poder llegar a estar como estoy. También han sido súper importantes mi familia y amigas, ese apoyo no es comparable con nada más.

Comparte la noticia

Comments are closed.