Danone elimina las etiquetas de plástico de sus envases de Actimel

La multinacional española pretende reducir en 115.000 kilos la producción anual de plástico en la península ibérica
0
269
Nuevo ecodiseño del envase de Actimel | Residuos Profesional

Comparte la noticia

Con la finalidad de impulsar un modelo de producción más sostenible y fomentar el consumo circular, la empresa Danone ha anunciado que eliminará las etiquetas de plástico de sus envases para reducir hasta 115.000 kilos la producción anual de plásticos. De la gran gama de productos que comercializa, los primeros envases sometidos a estos nuevos cambios serán las botellas de Actimel vendidas en España y Portugal. Y, de acuerdo con la propia compañía, el nuevo recipiente llevará incorporado una tapa especialmente diseñada para distinguir los diferentes sabores. Un logro del ecodiseño que permitirá reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Esta iniciativa se enmarca dentro de la estrategia de circularidad de la empresa alimentaria; cuyo objetivo es que, para el año 2030, todos los envases sean reciclables, reutilizables o compostables. Por ejemplo, gracias a la eliminación de las etiquetas en los Actimel, se prevé que la compañía evite emitir 383 toneladas de CO2 al año y, por tanto, apostar por un sistema de producción y consumo circular que asegure un modelo alimentario más “saludable, sostenible e inclusivo”. Según señala Silvia Canals, la responsable de Sostenibilidad y Transformación empresarial de Danone, esto supone “todo un reto para el sector” como es lograr la descarbonización del negocio. Un desafío más que necesario si se considera que, según el informe Perspectivas Mundiales del Plástico de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en los últimos 20 años la producción anual de residuos plásticos en todo el mundo se ha duplicado: de 180 millones de toneladas a más de 350 millones.

En un comunicado oficial, esta empresa ha expresado que con esta acción no sólo pretende no perjudicar al sistema inmune y disminuir los riesgos para la salud; sino también emprender “acciones concretas para contribuir positivamente sobre el planeta ayudando a mejorar su reciclabilidad”. Ya que los microplásticos están presentes tanto en alimentos, como en el aire que inhalamos. De acuerdo con la Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se estima que anualmente se producen más de 400 millones de toneladas de plástico en el mundo, mientras que se calcula que la mitad tiene una vida útil de un solo uso, dado que tan sólo se recicla una cantidad inferior al 10%.

Comparte la noticia

Comments are closed.