Opinión: Campeonas con épica

El Wolfsburgo se puso por delante con 0–2 al descanso con goles de Pajor y Popp. Pero el doblete de Patri Guijarro iguala el partido en el 50´ y Rölfo confirmaron la remontada culé
0
314
Fuente: google imágenes

Comparte la noticia

El Barcelona conquista su segunda Champions en Eindhoven en una final de infarto . El partido empezó con un resultado confuso para las blaugranas (0–2), ya que las culés estaban dominando y poco a poco cercando el área de las alemanas, pero sin acierto de cara a puerta. Por contra, las alemanas tuvieron dos oportunidades y convirtieron las dos. La primera llega tras un error en defensa de Lucy Bronze que es aprovechado por la máxima goleadora de la competición Eva Pajor que embocó de un trallazo desde la frontal el primero para las “lobas”, el segundo llegaría de cabeza a cargo de la veterana Alexandra Popp que se libra fácil de la marca de Irene Paredes tras un servicio lateral : gol que fue protestado por las catalanas por falta previa sobre Mapi que la colegiada no contempló.

Con este panorama se fueron al descanso, pero el paso por vestuarios cambió el partido, sucedió el click necesario para reducir esos errores que estaban condenando contra todo pronóstico a las culés. Giráldez dio más movilidad a Patri para llegar al área, dejando a Aitana en la base para tener más control del balón y así poner a prueba a la meta alemana Frohms.

Tras este cambio en la formación blaugrana, llegaría en el 48´ el primer gol: Hansen se marcha de Rauch en dos ocasiones y pone un balón delicioso en el área que Patri remató con garra para iniciar la remontada. El Wolfsburgo todavía no había digerido el primer gol, cuando Aitana se cuela por la derecha y otra vez Patri, esta vez de cabeza empató la contienda para el conjunto de Jonatán Giráldezera el 49´ y lo más difícil estaba hecho, resarcirse del resultado injusto de la primera parte.

El Barça, tras revertir el marcador estaba en modo apisonadora ante un Wolfsburgo con poca capacidad de reacción, achicando balones. Sin embargo, el peligro alemán seguía siendo el mismo Jonsdóttir lo intentó con velocidad, pero su tiro fue blocado sin problemas por Sandra Paños que tuvo poco trabajo. Las alemanas, pretendían tener más el balón, pero las culés tenían el partido controlado, donde querían. En este contexto, entró al campo Geyse que solo en unos instantes consiguió generar la ocasión de la remontada: roba un balón y centró, pero se acabó estrellando en Wilms que intentó despejar con la mala fortuna de que rebotó en una compañera quedando plácidamente a Mariona que no pudo rematar, hasta que el balón le llegó a Rölfo que de disparo seco y cruzado puso el 2–3 definitivo para locura de los 8000 culés citados en el PSV Stadium.

El Wolfsburgo tenía que cambiar si no quería volver a quedarse a las puertas de otra champions, que sería lo que acabaría sucediendo. El Barça tenía 20 minutos para aguantar el ataque alemán, y así fue, las alemanas intentaron sin éxito forzar la prórroga: las soldados de Alexia Putellas que volvió a disputar unos minutos en una final de Champions tras la grave lesión que sufrió se coronaron por segunda vez en su historia como campeonas de máxima competición continental llena de épica que las vuelve a situar como las reinas de Europa.

Comparte la noticia

Comments are closed.