Despedida del Camp Nou tras 66 años de historia y victoria para cerrar la primera liga de la era Xavi Hernández

El F.C Barcelona se despide con una rotunda victoria sobre el Mallorca (3-0) en la tarde del último partido de Busquets y Jordi Alba
0
491
Imagen: google imágenes

Comparte la noticia

El coliseo Blaugrana cierra sus puertas tras 66 años para ser remodelado y jugará las próximas temporadas en el Estadio Olímpico de Montjuic mientras se erige en la ciudad condal el estadio que según su presidente Joan Laporta en: “El nuevo estadio de Barça será un referente mundial” el día en el que se despiden el que es considerado el “mejor pivote defensivo” en palabras de Xavi que desde que conoció la decisión del de Badía se ha deshecho en elogios para su pupilo en el centro del campo. Iguales son las palabras dirigidas hacia el lateral izquierdo Jordi Alba que deja su sitio a los españoles Marcos Alonso y Alejandro Balde que se ha consolidado como el perfecto relevo, dejando esa posición muy bien cubierta tras la marcha del de L´Hospitalet tras su llegada en la temporada de 2012-2013 de la mano del fallecido Tito Vilanova.

El Barcelona ha ofrecido una buena imagen ante su afición en el adiós al templo y a dos de sus guerreros más fieles y eficaces sobre el césped: Jordi Alba y Busquets. El partido se rompió cuando una entrada a destiempo y muy dura de Amath sobre Balde provocó la expulsión del jugador bermellón tras consulta del Var por parte del colegiado Figueroa Vázquez que no dudó en mandarlo a la caseta. Por su parte, el lateral del Barça sufre una rotura parcial de los ligamentos del tobillo derecho que lo tendrá fuera de los terrenos de juego 6-7 semanas.

El partido nos dejó buenas sensaciones antes de viajar a Vigo para (ahora sí) cerrar la temporada de la competición doméstica frente al Celta de Iago Aspas que necesita ganar si quiere acabar relativamente tranquilo la temporada y no descender a la 2º división donde ya está el RCD Espanyol tras empatar en casa del Valencia C.F que tiene casi asegurada la permanencia.

El Barça se enfrentó ante un  Mallorca lastrado por la temprana expulsión merecida de Amath en el minuto 13 de partido. Ansu Fati se destapó con dos goles que le hicieron romper la mala racha de 13 jornadas sin marcar: el primero llegaría tras un espectacular toque de Lewandowski que tras pase de Gavi sirve en bandeja el gol al canterano. Tras la lesión de Balde y la entrada de Sergi Roberto, el partido acabaría siendo totalmente dominado por los blaugranas, mientras los soldados de Javier Aguirre se quedaron encerrados atrás hasta que por segunda vez en el 24´ culminó otro servicio del polaco Lewandowski a Ansu que culminó su actuación anotando el segundo gol en el que puede ser el último partido del delantero culé.

En el segundo tiempo, se mantendría la misma tónica de partido con constantes internadas de Dembelé y Koundé que jugaba tras unas semanas truculentas, llenas de noticias que afirmaban que se marchaba del conjunto culé, pero que Xavi ha cercenado en varias ocasiones en ruedas de prensa afirmando que: “No hay ningún problema con Koundé”. Pasaban los minutos y el tercero se iba cocinando hasta que en el 70´,  Gavi tras pase de Dembelé con un recorte y disparo seco con la izquierda certificó una tarde de “piel de gallina” donde 90.000 espectadores contemplaron el adiós de dos leyendas que suman 1179 partidos como escuderos del templo culé.

 

Comparte la noticia

Comments are closed.