Opinión: Dembélé y los espacios intermedios

El francés culminó una actuación estelar frente a la Real Sociedad en los cuartos de final de la Copa del Rey: desbordando y marcando el gol que certificó el pase a las semifinales
0
322

Comparte la noticia

Xavi sobre Dembélé: “Ha cambiado de ser silbado, a recibir una ovación del público”, así elogiaba el de Tarrasa la evolución que ha experimentado el ex del Borussia de Dortmund desde que llegó al conjunto blaugrana.

Su progresión y protagonismo en los últimos partidos ha hecho que la afición culé se levante de la banca y aplauda su capacidad de revolucionar los partidos cuando el equipo se atasca o no consigue encontrar la luz al final del túnel haciendo que los llamados pasillos interiores o espacios intermedios cobren sentido en el juego de los pupilos de Xavi.

De esos costados que arropan el círculo central es desde donde brilla Dembelé por su velocidad, dribling, potencia y manejo del juego, y ahora aún más, ya que ha mejorado en la toma de decisiones, por lo que ahora es el jugador más desequilibrante y decisivo de la plantilla al tener ese plus de poder jugar en cualquiera de los flancos del ataque culé.

Este movimiento lo vio muy bien Koundé cuando filtra el balón desde el lateral para que Ousmane por su velocidad supere a la defensa y de un zapatazo a pierna cambiada supere a Remiro que solo pudo ver como el balón se colaba en su portería; el Barça deba aprovechar el estado de gracia de un jugador que siempre estuvo enmarañado en dudas, pero que poco a poco va destapando el tarro de las esencias que tiene en sus botas.

A pesar de ello, el Barça pasó algunos apuros por imprecisiones y por la falta de contundencia en las áreas, tanto en errores como el de Ter Stegen que regala una pelota en la frontal de su área como la capacidad de finiquitar la jugada en gol cuando se tienen ocasiones claras.

Estos aspectos fueron resaltados en ruedas de prensa tras el partido de la Real al que describió como el equipo que más se parece en el fútbol que propone al conjunto catalán y que durante el partido jamás se rindió a pesar de tener las bajas de: Mikel Merino o Silva que minaron las posibilidades de vencer en el Camp Nou y llegar hasta semifinales, en las que sí estará el conjunto catalán.

El conjunto blaugrana debe seguir en esta línea ascendente de juego y resultados tanto en la competición doméstica donde se enfrentará al Girona con el objetivo de afianzar su liderato y seguir demostrando que los buenos resultados y sensaciones no son un espejismo, si no la confirmación de un cambio de rumbo.

Comparte la noticia

Comments are closed.