Argentina se corona en el Mundial de Qatar 2022

Leo Messi logró alzar la Copa del Mundo para su país, después de 36 años
0
164
Argentina, campeona del Mundial de Qatar 2022 / Imagen: JUAN ANTONIO SÁNCHEZ

Después de 36 años, Argentina vuelve a levantar la Copa del Mundo. Primero en 1978 con Mario Kempes, después en 1986 con Diego Maradona y como no podía ser para menos, este año 2022 de la mano de Leo Messi. La pasada noche los ‘muchachos’ alzaban al cielo el trofeo más deseado por cualquier futbolista frente a una gran Francia.

Los de Scalonni se coronaron como campeones del Mundial de Qatar 2022 en un partido que sugirió una gran concentración y que llegó hasta el último suspiro decidiéndose en la tanda de penaltis. Después de haber controlado los primeros 80 minutos de juego, dos goles de Mbappé en apenas dos minutos, dieron la vuelta al partido arrastrándolo a la prórroga. Una vez iniciado los 30 minutos siguientes, un gol de Leo Messi volvió a poner a los argentinos por delante (3-2) y no fue hasta el minuto 118 que, nuevamente Mbappé revivía desde el punto de penalti a su país, derivándose el encuentro en la tanda de penaltis. Previo al pitido final de la prórroga, los franceses tuvieron una acción clave para arrebatarle el título a Argentina de la peor manera, pero una gran atajada del arquero argentino mantuvo a Leo Messi y a sus compañeros vivos en la final.

El ‘Dibu’ Martínez lo volvió a hacer

Una vez más, ya lo hizo en cuartos de final frente a Países Bajos, el ‘Dibu’ Martínez fue fundamental en una tanda bastante tensa. Los número 10 de cada selección encajaron el primer penalti para sus selecciones, pero, ya en el segundo que fue a disparar desde los once metros, Coman apareció el salvador de Argentina atajándole el disparo al francés.

Emiliano Martínez atajando el segundo penalti de Francia disparado por Coman / NOUSHAD THEKKAYIL | EFE

Con la responsabilidad de ir por delante en una tanda tan decisiva como es la de una final de un Mundial, Leandro Paredes hizo creer un pasito más a su país. En el tercer tiro de los franceses volvió la pesadilla para los de Deschamps ya que Tchouaméni no logró hacer gol. Con una ventaja de 3-2 en penaltis, Gonzalo Montiel estaba a un paso de lograr el sueño de cualquier argentino, parecía estar tranquilo y seguro, y así fue, el cuarto disparo de Argentina fue hacia la red, coronándose de esta manera como campeones del mundo.

La nueva era Argentina

La trayectoria que traían en las espaldas desde que Scalonni llegó al mando de la selección Argentina era muy grande y no pudo ser menos en este Mundial, demostraron cómo recuperarse tras una caída. Comenzaron el Mundial con una asombrosa derrota ante Arabia Saudita donde muchos argentinos empezaron a dudar de la plantilla. Pero a raíz de ese encuentro, Leo Messi encarriló a su equipo hasta la final, marcando en cada una de las fases del campeonato.

Después de haber conseguido convertirse en cuatro ocasiones MVP del partido a lo largo de este campeonato, Leo Messi remató su trayectoria en este mundial volviendo a repetir trofeo como MVP del partido, y además, como MVP del Mundial. El ‘Dibu’ Martínez recibió el trofeo al mejor portero del Mundial y Enzo Martínez recibió el trofeo al mejor jugador joven del Mundial.

Enzo Martínez, jugador joven del Mundial; Leo Messi, MVP del Mundial; ‘Dibu’ Martínez, portero del Mundial / Imagen: @FIFAWORLDCUP_ES

Honor a Kylian Mbappé

Kylian Mbappé tampoco se fue con las manos del todo vacías ya que logró conseguir el trofeo al máximo goleador del Mundial. Y no puede ser para menos, ya que el alto rendimiento del francés a lo largo del campeonato ha hecho que Francia volviera a disputar una final del Mundial por segunda vez consecutiva.

Kylian Mbappé ha conseguido jugar dos finales consecutivas en un Mundial ( Imgen: Getty Images

Podría haber sido su segunda Copa del Mundo con, apenas, 23 años. El alto rendimiento que ha mostrado al francés no ha acabado de la mejor manera. A pesar de marcar un ‘hat-trick’ en la final, Kylian Mbappé no llegó a coronarse, esto demuestra la gran dificultad de conseguir una Copa del Mundo.