La US pierde alumnado en los últimos años

Estudiantes piden mejoras aunque reconocen que "es de las mejores de Andalucía al tener grados y másteres innovadores"
0
408
Biblioteca de la US, refugio de los estudiantes. Imagen: Universidad de Sevilla

La Universidad de Sevilla lleva diez años perdiendo alumnos, aunque este curso ha habido un pequeño repunte de matriculaciones con 642 alumnos de nuevo ingreso.

Desde 2011, las aulas tienen 15.000 matriculados menos. Un dato que contrasta con el auge de centros privados. Preguntamos a estudiantes por los motivos, que van, según ellos, en algunos casos por notas de corte muy altas, el auge de la FP, la calidad de la enseñanza o por lo caro que es vivir en Sevilla. Esas son sus percepciones, pero también hay datos objetivos como es el descenso de la natalidad.

Según David, que desde la facultad de robótica conoció la vida prepandemia, “la US en algunos casos no ha cuidado a su estudiantado”, asegura. “A pesar de eso creo que es de las mejores de Andalucía teniendo grados y másteres innovadores”, señala.

El problema es la “manera de impartir algunas asignaturas o los planes de estudios que a veces requieren una actualización más acorde al mercado laboral”. “Necesita una mejora de organización, profesores con ganas de enseñar, no solo leer PDFs como pasa en ciertas ocasiones”, explica. “Algunos profesores son personas mayores que no quieren actualizarse”, explica Yaiza. La paradoja es que ella se está educando para formar bien a las nuevas generaciones, a los niños que pisan por primera vez las aulas. “Hay clases monótonas sin cambios de temario en años“, recalca.

La oferta de grados no es el problema. En ese diagnóstico coinciden ambos. “Me parece una buena Universidad porque ofrece una amplia gama de carreras”, apunta ella. “Es un referente nacional en robótica y aeroespacial”, recuerda él. Un detalle a tener en cuenta. Y es que de sus facultades saldrán buena parte de los futuros trabajadores de la Agencia Espacial Española, que se instalará en la ciudad hispalense tras la decisión del Gobierno de España.

Ellos no se percatan de este dato en su día a día. Muchos compañeros se quejan de los aforos en las carreras, con clases que rondan el centenar de matriculados. “No he notado este descenso”, afirma David. “Depende de la facultad”, explica Yaiza.

Para David puede haber un motivo oculto, ajeno al trabajo universitario. “Se está pasando el ‘boom’ de Sevilla, una ciudad cada vez más cara en comparación con otras capitales andaluzas”, expone. Según el informe de pisos.com, realizado en 2021, Málaga es, con diferencia, la que tiene los alquileres más caros, con 8,54€/m2 de media. En la capital andaluza, conseguir un piso cuesta dos euros menos por metro cuadrado.

Nadie lo entiende. Mientras las facultades pierden adeptos, las residencias ganan clientes. Hay una explosión de centros habitacionales para los que vienen de otras partes del país. Solo entre Viapol y Reina Mercedes se ofertan 6.000 plazas, con un millar más pendientes de abrir.

La US pierde adeptos aunque aún resiste sobre la barrera de los 70.000 matriculados y sigue siendo la primera de Andalucía en número de estudiantes.

Preguntado por la perdida de matriculados, el consejo de alumnos no ha respondido a EUSA NEWS al cierre del reportaje.