‘Adopta un abuelo’, una app que se convierte en experiencia transformadora

'Una carta para un abuelo' es solo una de las muchas aportaciones a las que se puede contribuir desde la iniciativa de conectar con los mayores
0
204

La llegada de la Navidad es para muchos sinónimo de reuniones, familia y copiosas comidas en las que ambas se ven envueltas. Sin embargo, hay quienes pasan estas fechas en solitario, una parte puede incluso que se describan como afortunados puesto que no consideran la época nada especial, pero no podemos olvidar a aquellas personas que desgraciadamente no tienen con quien compartir ni un solo paseo o compra al supermercado. En la mayoría de ocasiones se trata de ancianos.

Debido a esto nace ‘Adopta un abuelo’ . Una web y aplicación donde se puede contactar, conectar con los ancianos que se encuentran solos en centros de mayores. Más allá de ser un aplicación innovadora, es una iniciativa transformadora, brindando una oportunidad a éstas personas para erradicar su soledad, o por lo menos sentirse arropados, acompañados en un paseo o escuchados en una llamada trivial.

Tal y como refleja la página oficial, estos son los objetivos por los que luchan:

‘Rendir tributo a las personas mayores y posicionarlas en el lugar que merecen. Crear experiencias transformadoras que supongan un punto de inflexión en la vida de las personas. Desarrollar la tecnología necesaria para conectar generaciones en cualquier parte del mundo.’

A través de la app la persona interesada en realizar el voluntariado puede visualizar los distintos perfiles de los abuelos, ver con cual casa más en cuanto aficiones e intereses y solicitar que le sea asignada dicha persona. El interesado podrá contactar hasta con cuatro mayores.

Además, el proceso de inscripción y reserva de plaza es rápido y sencillo, con un par de clicks ya estará registrado, para que el siguiente paso no sea otro que disfrutar en las diversas actividades que se ofrecen, como el showcooking, visitas a las residencias, videollamadas, e incluso escribir cartas para ellos. Esta última actividad es una aportación tan solidaria como bondadosa, a la que los mayores están inmensamente agradecidos y felices por recibir cartas un año más.

Del sentimiento de una experiencia personal a la creación de una asociación y empresa social. Alberto Cabanes, fundador de la entidad, tras conocer a Bernardo en 2014, un señor que no tenía ni hijos y por ende nietos tampoco, decidió ‘adoptarlo’ después de que éste expresara lo solo que se sentía a través de las palabras “Alberto, quiero un nieto”.

Tras ese día, Cabanes pensó en extrapolar esta idea, y gracias a su iniciativa sigue dirigiendo a día de hoy ‘Adopta un Abuelo’, contando con más de 5.000 voluntarios en más de 50 municipios españoles.