Opinión: Bélgica tiene la oportunidad de reaccionar y “empezar” la Copa Mundial

El seleccionador belga sale al paso de los rumores sobre la inestabilidad que hay dentro del grupo tras las declaraciones de De Bruyne en las que apunta a la vejez del grupo como causa de su rendimiento en el campo
0
144

Bélgica se enfrentará mañana a Croacia, la subcampeona de Rusia 2018 con la imperiosa necesidad de remontar el vuelo dentro de la competición tras la sorprendente derrota ante Marruecos y que la han dejado en una situación complicada al depender de sí misma para estar en octavos de final, que es lo que todo el mundo espera de los diablos rojos.

Ante Marruecos, los belgas mostrarían una cara más seria que contra Canadá, pero les faltaría esa capacidad de antaño para generar juego en estático ni aprovechar su poderoso juego aéreo; con Lukaku buscaban el empate a trompicones sin mostrar ideas claras al no encontrar a De Bruyne que todavía no termina de despertar en este mundial.

Foto: Google Imágenes

Ante Croacia tendrá que buscar la fórmula que reactive su capacidad de asumir riesgos y convencer con su juego: reorganizando el ataque tras recuperar rápidamente el balón y aprovechar la velocidad y amplitud de los laterales y extremos que son la fuente del peligro de los pupilos de Bob que buscan recuperar el brillo de la generación dorada que conquistó al mundo en Rusia 2018.

Foto: Google imágenes

Croacia propondrá un juego férreo e incómodo capitaneado por el inmortal Luka Modric que dirigirá el barco balcánico e intentará guardar la inseguridad del conjunto croata por los costados apostando por un juego sencillo basado en no cometer errores que faciliten la tarea al rival, al contrario propondrán un juego vertical y poco austero, pragmático dirigido desde el banquillo por Dalic que será testigo del relevo de una generación de jugadores para el recuerdo.