La influencia de las pantallas en las compras por internet

En 2022, el 19% de la población española ha comprado un producto por recomendaciones a través de las redes sociales
0
194
Dos chicos eligen sus artículos a través de diferentes apps. FOTO: Sara Carrasco

Las cestas en el Black Friday se inundan de artículos que necesitas comprar, aunque también de muchos que no precisas tanto y que tan solo son antojos

Estos caprichos, que en realidad no surgen solos, son la opción favorita de muchos de los consumidores que aprovechan los famosos descuentos de este día, considerado como uno en los que más se compra del año.

Pero, esta temporada no han sido las cestas online las únicas que se han inundado, pues las redes sociales eran un muro de exposición de artículos interminable. Ropa, tecnología, joyas, accesorios, viajes o zapatos son algunos de los muchos tipos de productos que se han promocionado a través de estas plataformas.

Y es que estas promociones no son un simple anuncio publicitario si no una tentación a la que muchos no se pueden resistir

El comportamiento de los consumidores a la hora de comprar por internet cada vez se ve más influenciado por las redes sociales, y es que estas herramientas han modificado los patrones de consumo de la población.

Ver un vestido que te gusta en tu tienda favorita, es un anzuelo del que aunque quieras no te puedes librar. Los algoritmos de las redes sociales recogen la información para enseñarte en todas sus publicaciones sugeridas alguna prenda parecida a la que deseas, hasta que con un simple click acabas haciéndote con él.

Este es el método que siguen estas plataformas, sugerir de forma constante productos y artículos que a través de imágenes, vídeos y notificaciones repetitivas crean la necesidad de obtener lo que ves

Estas herramientas, a su vez, también son una fuente de inspiración para los consumidores. Redes tales como Pinterest, Instagram o Facebook son algunos de los soportes elegidos por numerosas marcas para enseñar de forma visual todos sus contenidos. En ellas, tiendas, influencers, celebrities, modelos y, a su vez, cualquier usuario muestran sus outfits, productos o experiencias como si de un escaparate se tratase

Ese contenido publicado para todos los públicos crea interés en las personas que lo visualizan, generando un estímulo indirecto que acaba influyendo en las necesidades. En 2022, según la encuesta Statista Global Consumer Survey el 19% de los consumidores españoles han comprado algún producto influido por recomendaciones de un famoso o influencer.

Según esta web, “Facebook fue la red social más utilizada por los internautas españoles para comprar online en 2022. En concreto, aproximadamente el 80% de los encuestados afirmó haber empleado esta plataforma para adquirir algún tipo de producto o servicio. Instagram y Youtube le siguieron, empatados con alrededor del 65% de las respuestas”.

Pues esta práctica se ha vuelto más usual de lo que muchas personas piensan, la influencia de las redes sociales está a la orden del día, y es que los consumidores deciden qué y cómo comprar a través de una pantalla, compras que muchas veces se convierten en impulsivas, sin ser realmente consciente de que si se quería o no ese producto en cuestión.