Aumenta la ansiedad y depresión entre el profesorado español

Lo sufre casi el 80% de los que acuden al Defensor del Pueblo y también va a más el porcentaje de bajas laborales
0
115
Foto: @iStock

Secundaria y Bachillerato resultan ser los ‘focos de infección’ para los profesores y profesoras de España, y es que, según el último Informe del Defensor del Profesor,  los casos atendidos por ansiedad se elevan al 78%. 

Este dato afecta de manera directa al índice de bajas laborales, que también ascienden ya al 15%, según ha anunciado la coordinadora estatal del servicio del Defensor del Profesor, Teresa Hernández, lo que genera un coste para la Administración y una modificación de la propuesta pedagógica para los alumnos.

El informe indica que las agresiones de padres a profesores han pasado de casi 40 a 60 en un curso, lo que supone un incremento del 50%, por lo que representan un 3% del total de actuaciones del Defensor del Profesor, frente al 2% del curso anterior. Las agresiones a docentes aumentan en un 6% (empujones, insultos y tirones de pelo).

Un 12% de las acusaciones del alumnado hacia el profesorado, resultan ser falsas, o parte de la irritabilidad con la que viven los jóvenes y sus familias tras la pandemia.

Secundaria abusa y la Administración no da a basto

Pero sin duda, es el profesorado de la Educación Secundaria el más afectado. En el curso 2021-22, el servicio del Defensor del Profesor de ANPE atendió 1.994 actuaciones, 34 más que en curso anterior. En los Ciclos Formativos de Grado Medio, Superior y FP Básica, es un 9% del total mientras que las correspondientes al apartado “Otros” (Adultos, Conservatorios, Escuelas Oficiales de Idiomas, Danza, Música…) se mantienen en un 4%, al igual que el curso anterior.

Clase de Secundaria Foto: kamarero

Los problemas relativos a la Administración suben del 25 al 30%. Según el informe, la tensión creada por las actuaciones de Delegación desde el covid (recortes en personal, cambios de normas…) favorecen el ambiente hostil. También se llevan a cabos protocolos de actuación contra el acoso escolar, abusos sexuales, suicidio… que hacen que, a ojos de ciertos alumnos, las clases pierdan un poco el norte.

El profesorado necesita apoyo legal

Por todo ello, desde ANPE señalan “la necesidad de desarrollar una Ley de Autoridad del profesorado” a nivel estatal, así como fijar medidas que “dignifiquen la labor docente y favorezcan un clima de convivencia adecuado”.

También solicitan al Ministerio de Educación un plan estratégico de mejora de la convivencia escolar en los centros educativos. 

Además, piden un programa de prevención del acoso escolar dotado un aumento de orientadores y otros docentes especializados para atender al alumnado con necesidades especiales, protocolos de actuación para atender las agresiones a los docentes e implantación de servicios de atención psicológica, y el reconocimiento de la ansiedad, depresión y estrés como enfermedades profesionales de los docentes.