¿España se está quedando sin médicos?

Con casi 20.000 médicos saliendo de España para trabajar en el extranjero y una generación preparándose para la jubilación, se teme una grave escasez de médicos especialistas en los próximos años
Rueda de prensa de los representantes de los sindicatos médicos de toda España. FOTO: CESM

El sistema sanitario español es reconocido internacionalmente y se sitúa regularmente entre los 10 primeros del mundo. Pero no está exento de problemas y estos se concentran particularmente en su fuerza laboral. “El sector sanitario está inmerso en un pozo sin fondo del que difícilmente va a salir. Salas de urgencias y consultas primarias con cientos de pacientes al día y reducción de sanitarios en muchos centros a más del 50%“, comenta en declaraciones a EUSA NEWS la doctora Laura Garrido que actualmente trabaja en el Hospital Universitario Virgen de Valme.

Con las huelgas de médicos en curso en Madrid, nuevos paros que comenzaron en Cantabria y huelgas informadas planeadas en Navarra en el Año Nuevo, los médicos en España se han quejado durante años de que tienen exceso de trabajo y de que sus centros de salud no tienen suficiente personal.

Estas últimas huelgas son una protesta por las condiciones de trabajo, incluidas las largas jornadas, los salarios y, fundamentalmente, la falta de médicos en el sistema, lo que ejerce una gran presión sobre su carga de trabajo. Esta combinación de factores ha llevado en los últimos años a muchos médicos españoles a abandonar el país. “Si estuviésemos valorados no tendríamos ni el mínimo planteamiento de éxodo del país. Uno se va de sus raíces, su gente y su cultura para mejorar y tener la calidad de vida que cree que merece, sino ¿qué sentido tiene?”, destaca Laura. De hecho, sólo en la última década, casi 20.000 médicos españoles han emigrado al extranjero. 

Los salarios en otros países europeos pueden ser significativamente más altos que en España y suele ocurrir que cuando un médico termina su formación y se titula, puede tardar mucho en encontrar un puesto fijo o estable en un hospital. “Aquí el reconocimiento monetario es inexistente, y el profesional, tienes que llevar muchos años de experiencia para que se te reconozcan, un mínimo, tanto uno como el otro”.

En España, el salario base de un médico recién titulado ronda los 1.600€ brutos al mes. Como ocurre en la mayoría de las profesiones, el salario sube con la experiencia, pero los sindicatos advierten que una parte importante de los médicos españoles se jubilarán en los próximos años.

La evidencia apunta a que España se enfrenta a una grave escasez, ya que muchos de los médicos de esta generación más joven podrían continuar con la tendencia de emigrar e irse al extranjero. “En mi caso, mi idea es especializarme en Traumatología y Cirugía Ortopédica en algún hospital de Alemania”, añade Laura.

Aunque podrían dar una solución rápida a la falta de médicos en el país se ven obligados a esperar mientras las administraciones públicas españolas tardan dos o tres en tramitar sus títulos reglados, y luego tienen que esperar meses para poder presentarse al examen MIR de salud pública.

Actualmente, a los estudiantes de medicina se les tiene “centrados y enfocados” a apuntarse a una academia y realizar un MIR. “No te explican que tienes otras opciones, como trabajar en centros de salud o atención extra hospitalaria” , entre otras.

Mientras que por otro lado, hay muchos médicos formados en el extranjero que viven en España que no están ejerciendo a pesar de que quieren, ya que están luchando para que el gobierno español reconozca sus títulos extranjeros a través de un proceso administrativo innecesariamente laborioso conocido como homologación.