Una derrota para despedir la Champions

Pese a encajar el primer gol del partido, el Sevilla FC se despide con una nueva derrota en Champions frente al Manchester City (3-1) y con Marcao lesionado
0
198
Lewis marcando el empate frente al Sevilla. Fuente: ABC Sevilla

El Sevilla FC ha cerrado su participación en la UEFA Champions League con una derrota ante el Manchester City a domicilio (3-1) en la noche lluviosa del miércoles en Inglaterra. Pese a abrir el marcador en el minuto 31 de juego, el equipo de Jorge Sampaoli no pudo finalizar con un resultado positivo su periplo europeo en el Estadio Ciudad de Manchester.

El equipo hispalense llegaba en un mal momento al encuentro, los de Jorge Sampaoli volvieron a ver la derrota frente al Rayo (0-1) en la jornada 12 de LaLiga. Aun así, pudieron conseguir su clasificación a Europa League el pasado martes tras vencer al Copenhague (3-0) en Sevilla. Frente a él, un Manchester City que ha logrado asegurar el primer puesto en el grupo G en las cinco jornadas anteriores. El equipo venía de ganar en el King Power Stadium frente al Leicester City (0-1).

El Sevilla contaba con cuatro bajas importantes antes del encuentro (Nianzou, Tecatito, Navas y Fernando) y a la convocatoria se añadía la baja de Óliver Torres, ya que se quedó fuera de la lista de Champions. El cambio obligatorio de Marcao dos minutos antes de que el árbitro pitase el final de la primera mitad puede que provoque una alta más en las enfermerías del equipo nervionense. Jorge Sampaoli salía al partido con: Bono, Montiel, Carmona, Marcao, Rekik, Acuña, Isco, Rakitic, Delaney, Papu Gómez y Rafa Mir.

Sin embargo, los citizens contaban con tres bajas previas al partido, entre ellas, la de Erling Haaland (Los otros dos: João Cancelo y John Stones). A pesar de la que faltara una de sus piezas claves en el once, Pep Guardiola salió con: Ortega Moreno, Lewis, Dias, Laporte, Gómez, Gundogan, Palmer, Foden, Mahrez, Grealish y Alvarez.

El equipo de Sampaoli comenzaba el partido con los nervios a flor de piel. El hecho de conseguir una victoria en la despedida de la Champions, significaba moralmente mucho para los nervionenses de cara al derbi que se jugará este fin de semana. A los ingleses le bastaron dos minutos para avisar a la portería de Bono.

Sampaoli optó desde el primer minuto por la salida de balón a pases cortos, lo que provocó que Guardiola mandara a su equipo a generar la presión que tanto representa al equipo inglés. Pese a ello, el Sevilla supo mantenerse defensivamente e incluso logró en una de sus escasas acciones de ataque, adelantarse con un gol de Rafa Mir en el minuto 31 tras un córner del equipo rojiblanco. Todo iba bien para los de Sampaoli hasta que en el minuto 45, Gudelj tuvo que sustituir a Marcao ya que sufrió molestias durante el partido. El equipo hispalense está a la espera de los resultados para determinar la situación del brasileño.

Acción del gol de Rafa Mir frente al Manchester City. Fuente: Las Provincias

Arrancaba la segunda parte con dos novedades en el Sevilla, Suso y Alex Telles saltaron al campo para disputar los 45 minutos restantes del partido, dejando fuera a dos argentinos fundamentales para el Sevilla actualmente, Acuña y Papu Gómez. El City, por su parte, metió una marcha más al partido y si ya intentó igualar el marcador antes del intermedio, no tardaría en ocupar el terreno sevillista con su posesión en los primeros minutos de la segunda mitad. Siete minutos tardó el equipo de Guardiola en igualar el partido. Una mala entrega en la salida de balón del Sevilla, provocaba el primer gol de la mano del jovencísimo Lewis, quién se estrenaba en el once inicial del conjunto inglés. A penas cinco minutos después, Sampaoli decidió mover el banquillo para dar minutos a Lamela y a su vez, dar descanso a Isco.

Ante la insistencia del City, el Sevilla logró tener alguna ocasión que no supo aprovechar Rafa Mir. En una de las acciones del conjunto inglés, De Bruyne, quién salía tres minutos previos al gol, logró conectar con Julián Álvarez, quién encajaría el segundo para los de Guardiola. Unas molestias en el tobillo derecho de Rakitic provocaron el último cambio del conjunto hispalense. Jordán sería el jugador en sustituirle. Escasamente diez minutos después, por el 83’, un fallo descomunal de José Ángel Carmona en la salida de balón provocó el tercero para el City de la mano de Mahrez. 

Máximo castigo de un equipo que no perdona y que sin su jugador estrella ha logrado imponerse a un equipo que aún no lo logra estructurarse. El Manchester ha conseguido continuar en el torneo siendo primero de grupo mientras que al Sevilla le tocará competir en la Europa League, su competición fetiche. El sorteo se realizará la próxima semana en el que también estará el FC Barcelona. Ahora no les queda otra que pensar en el Gran Derbi que se disputará el próximo domingo en Heliópolis.