Sabaly, listo para la acción.

0
451
Sabaly en su presentación junto a Catalán y Cordón

La noticia que salía el pasado lunes 15 de noviembre es del agrado de todos lo aficionados del Real Betis Balompié. Uno de los fichajes de este verano, apuesta del director deportivo Antonio Cordón, encara la recta final de su recuperación, y es que, desde que se lesionara el pasado 7 de agosto en el partido amistoso disputado en el estadio Benito Villamarín ante la Roma de Jose Mourinho, Youssouf Sabaly, el ex lateral derecho del Girondins de Bourdeux, encara ya la recta final de su lesión y espera estar en el mes de enero a las órdenes de Manuel Pellegrini. Llegando en un momento de la temporada donde las rotaciones son claves, ya que jugar tres competiciones desgasta mucho a nivel físico y es importante tener en todos los puestos una competencia sana, para tener a todos los jugadores enchufados y que todos tengan ritmo de competición y, así, poder rotar sin que el equipo note los cambios en exceso.

Y es que este pasado verano, con la ya sabida salida de Emerson Royal al Barcelona había necesidad de modificar esa posición. Era un trabajo que Cordón tenía que realizar, con las circunstancias ya sabidas tanto deportivas como económicas. La lesión del jugador senegalés en pretemporada, hizo que el club tuviese que ir en busca de un reemplazo del nuevo fichaje, debido a que no iba poder estar disponible hasta, más o menos, mitad de temporada, con lo que se contrataron los servicios, en calidad de cedido, del lateral derecho español Hector Bellerín que, al no disfrutar minutos en la capital inglesa con el Arsenal, vio con buenos ojos recalar en el club helipolitano, donde es titular a día de hoy por delante de Martín Montoya, veremos a ver si cuando Sabaly vuelva de su lesión puede seguir manteniendo el puesto de titular en el once de Manuel Pellegrini.

El técnico chileno espera mucho de él y confía en que pueda hacer un buen papel en lo que resta de temporada, ya que ahora viene la parte más complicada de la misma y comienza también, por si fuera poco, la Copa del Rey. Son muchos partidos en muy poco tiempo, contando también los de las competiciones europeas, donde el club espera pasar de ronda en la Uefa Europa League. Un calendario que va exigir jugar prácticamente cada tres días y va a poner a prueba el nivel físico de los jugadores.

Desde el cuerpo técnico quieren ir con cautela con su situación, ya que tras una larga lesión puede haber una recaída y entrar en una espiral de lesiones que afecten en la moral del jugador a la hora de la recuperación. Quieren ir paso a paso para poder trabajar con el jugador y ver cómo evoluciona físicamente. En este tipo de situaciones, el papel y la confianza del entrenador es vital para el jugador a la hora de afrontar los últimos tramos de la lesión, sobre todo tras una baja de tanto tiempo, donde el factor anímico adquiere gran importancia.