Opinión: Messi VII del fútbol

El astro argentino ha conseguido su séptimo Balón de Oro, un listón que parece casi imposible de superar
0
275
Otro Balón de Oro para el '10' de Argentina. | Foto: France Football

Para sorpresa de muchos, Leo Messi ha conseguido el Balón de Oro 2021. Muchos expresan su indignación debido al último logro individual del actual futbolista del PSG. ¿Realmente se merecía este mérito?

El argentino llegaba como favorito a una gala en la que los focos también se centraban en Robert Lewandowski, el otro gran aspirante a la máxima condecoración individual. Karim Benzema no viajó a París, al 99% seguro de que no se iba a llevar el Balón de Oro por el que muchos habían hecho campaña.

En una gala en la que Alexia Putellas (Balón de Oro Femenino), Pedri (Premio Kopa), Gianluigi Donnarumma (Premio Yashin), Robert Lewandowski (Premio al máximo goleador y segundo en el Balón de Oro) y Messi fueron protagonistas, aunque la polémica y las opiniones se centraron en la victoria del futbolista argentino.

Pichichi en Liga y campeón de Copa

Las estadísticas no mienten y Messi ha sido mejor durante la temporada 2020-21. Pichichi en Liga (30 goles) y quinto máximo asistente, el astro argentino cerró el campeonato doméstico con unos números que serían históricos para cualquier futbolista. A pesar de que no ganó el título, acabó de forma excelente una temporada en la que había empezado en un estado de forma atípico en él. El Barça pudo ganar LaLiga, pero una derrota en el Camp Nou frente al Granada terminó con las aspiraciones culés.

Messi y el Barça evitaron quedarse “en blanco” gracias a la Copa del Rey. Tras varias rondas al filo de la navaja, contra el Granada y el Sevilla, llegaron a una final en la que no encontraron rival. Aunque casi nadie se lo podía oler en ese momento, aquella Copa del Rey fue el último título de Messi en Can Barça.

Messi alzando al cielo el único título conquistado por el Barça en 2021. | Foto: FC Barcelona

La actuación en la Copa América dictó sentencia

Ya en verano, Leo Messi buscaba un trofeo que se le había resistido en numerosas ocasiones. Argentina tuvo dos ocasiones para conseguirlo ante Chile, pero cayó en la tanda de penaltis contra “La Roja” en las dos finales. Esta era la indicada y Leo lo sabía.

Fue el máximo goleador, asistente y se convirtió en MVP del torneo. El del PSG participó de forma directa en 9 de los 12 goles conseguidos por Argentina en la Copa América. Cuando el colegiado señaló el final del encuentro en la final contra Brasil, todos los compañeros se dirigieron a abrazar a Messi.

Leo Messi consiguió su primer título con Argentina. | Foto: AFA

Todos éramos conscientes de la gran carga que el capitán argentino se había quitado. Para él, era más que alzar una simple Copa. Alejaba todos los fantasmas del pasado, que le llevaron incluso a pensar en retirarse de la Selección argentina. Cuando acabó la final ante Brasil, en la cabeza de Leo solo existía una palabra: tranquilidad.

Este trofeo ha significado un antes y un después en la carrera de Messi con la albiceleste. Ese es el gran motivo por el que se ha llevado el Balón de Oro. Cumplir con esa asignatura pendiente, que tantos estragos había causado en la mentalidad del argentino, y demostrar al mundo que puede tirar del carro han tenido premio. Nadie puede decir que no lo merecías, Leo.