Crónica: Un nuevo empate, una nueva condena

0
62

Partido vital para los intereses del Lille y del Sevilla el que se ha disputado en la noche de este 20 de octubre. Los franceses, con un punto, y los andaluces, con dos, se jugaban la posibilidad de remontar en la clasificación del Grupo G, más si cabe con la victoria del Salzburgo ante el Wolfsburgo por dos goles a uno.

Cierto es que los sevillistas no llegaban con las mejores sensaciones al choque, así como tampoco en su mejor estado físico. Jules Koundé fue finalmente baja, y Rekik salió de inicio. Por otra parte, Oliver Torres y Delaney sentaron a Rakitic y a Jordán para una cita clave. La presencia de los dos centrocampistas predestinaba un Sevilla con pelota, más móvil de lo normal y con más presencia en el juego interior.

Tras el tanteo inicial donde el Lille mostró su capacidad física, el Sevilla supo asentarse en el campo y hacerse con los mandos del partido, pero de otra forma en comparación a como lo venía haciendo últimamente, porque esta vez sí salió a ganar. Ocampos y Suso, por extraño que parezca, fueron los mejores en un equipo que completó una primera parte bastante buena. El de Quilmes, de menos a más, se mostró más activo y peligroso que de costumbre, apareciendo a menudo junto a Rafa Mir y creando peligro desde la izquierda.

La ocasión más clara del encuentro la tuvo, de hecho, el cartagenero, que estuvo muy listo en un saque en corto del meta Grbic hacia Djalo, que cuando estaba vendido el meta del Lille, sacó la pelota en la misma línea de gol. No hubo muchas más, salvo dos acciones individuales de Ocampos que logró despejar el meta cedido por el Atleti. Oliver Torres fue clave en esta versión mejorada del Sevilla, siendo un metrónomo constante en el centro del campo y entendiendo a la perfección el encuentro. Su sustitución en la segunda mitad se notó, así como el bajón de Suso y Ocampos que aparecieron por todo el frente de ataque pero sin muchas ayudas. Bono tuvo su gran acción ante Jonathan David que supo solventar sin complicaciones. Y con todo lo acontecido, la primera mitad no dio para mucho más.

La segunda parte parecía un partido totalmente diferente, con un Sevilla que estaba fundido. A partir del minuto 60, cuando Lopetegui empezó a mover el banquillo, los sevillistas tuvieron un rol como el de muchas primeras mitades, pero esta vez era fruto del desgaste realizado en la primera mitadEl Lille impuso su físico en la recta final, pero sin ningún tipo de peligro. Con el paso de los minutos, el técnico sevillista fue introduciendo futbolistas de un corte más posicional, ya que, no tenía muchas más opciones, y el Papu, que era el llamado a ser diferencial en esa segunda mitad, volvió a mostrar su versión más floja.

El punto no fue malo, aunque se quedó en el ambiente una extraña sensación de que se podía haber conseguido más. La imprecisión en los metros finales fue grande, pero la imagen de los sevillistas en este Lille 0-0 Sevilla FC, mejoró de forma notable. Dinámico, más agresivo en sus movimientos y con mucha más esencia del equipo de las dos últimas campañas, invitan a seguir siendo positivos con los de Julen Lopetegui, que el domingo se enfrentarán a las 14:00 horas a la UD Levante.

Fuente: Mundo Deportivo

Fuente: Mundo Deportivo

FICHA TÉCNICA

Once del Lille: Grbic; Celik, Fonte, Djalo, Reinildo; Jonathan David, Onana (70′, Xeka), André, Bamba; Renato Sanches (70′, Ikoné) y Yilmaz.

Once del Sevilla FC: Bono; Navas, Diego Carlos, Rekik, Acuña (64′, Augustinsson); Fernando, Delaney, Óliver Torres (64′, Papu Gómez); Suso (73′, Rakitic), Ocampos (73′, Lamela) y Rafa Mir.

Árbitro: Michael Oliver (Federación de Inglaterra). Amonestó a Çelik y André en el Lille. Lamela vio amarilla por parte del Sevilla FC.