Dolor y agonía en Lisboa

El FC Barcelona, a punto de quedar fuera de la Champions League
0
118
Foto: FC Barcelona

El FC Barcelona ha caído derrotado en el feudo del Benfica tras un contundente 3-0. Un doblete de Darwin Núñez y otro tanto del portugués Rafa Silva han terminado por acabar con las aspiraciones de los culés. De esta forma, los de Koeman se quedan con cero puntos de seis posibles en un grupo liderado por el Bayern Múnich y sin tirar entre los tres palos en ninguno de los dos encuentros disputados hasta la fecha en la Champions League. La amenaza de caer a la Europa League está más cerca que nunca.

Día para el recuerdo en Lisboa. | Foto: UEFA Champions League

Ronald Koeman optó por repetir la misma fórmula que tantas alegrías le dio durante el pasado curso. Los tres centrales, que en este caso fueron Eric García, Gerard Piqué y Ronald Araujo, no han dado resultado en ninguna de las dos citas de la competición del viejo continente. Los carrileros serían Sergi Roberto, por la derecha, y Sergiño Dest, por el carril izquierdo. Ninguno de los dos tuvo su noche en el Estádio da Luz. Pedri, jugador clave en el esquema de Koeman, volvió tras varios partidos sin jugar por lesión. Luuk de Jong, uno de los grandes señalados, y Memphis Depay fueron el dúo protagonista en ataque.

Era la noche de los culés. Había que responder para lograr los primeros puntos en la fase de grupos, pero el sueño pronto se convirtió en pesadilla. El exfutbolista del Almería, Darwin Núñez, puso el 1-0 en el electrónico a los tres minutos de partido. En un balón que parecía destinado a irse al limbo, Núñez consiguió superar a Eric García y, posteriormente, introdujo el balón en la meta defendida por Ter Stegen.

El Barça comenzaba a remolque desde el primer compás de partido, algo que trastocó por completo los planes de Ronald Koeman. Frenkie de Jong y Pedri se echaron al equipo a la espalda, poniendo en serios problemas a la defensa del conjunto portugués. La más clara la tuvo Luuk de Jong, cuando falló una ocasión a puerta vacía.

El Benfica seguía creando peligro, especialmente a la contra. En una de estas ocasiones, Gerard Piqué, que ya tenía una tarjeta amarilla, hizo una dura entrada por la que el colegiado le perdonó la expulsión. A los minutos, Ronald Koeman, que temió por perder a un jugador durante todo el partido, optó por sustituir al defensa culé por Gavi, cambiando el esquema del combinado barcelonista. Frenkie de Jong retrasó su posición, algo que acabó por perjudicar al conjunto visitante.

El Barça siguió creando peligro, aunque sin llegar a poner en serios problemas a Odysseas Vlachodimos. Ya en la segunda parte, el entrenador neerlandés intentó revolucionar el partido dando entrada a Ansu Fati, Philippe Coutinho y Nico González. La expectativa duró muy poco, ya que, un minuto después, Rafa Silva hizo el segundo gol. Tanto que acabó siendo dilapidario para los chicos de Ronald Koeman, ya que a los 10′ después, llegó el penalti realizado por Dest y la posterior consecución de Darwin Núñez, que firmaba así un doblete de ensueño. El Estadio da Luz enloquecía con los suyos.

Doblete de ensueño para Darwin Núñez. | Foto: UEFA Champions League

Finalizaba así el encuentro en Lisboa. 0 de 6 puntos posibles para el Barça, algo que parece insuficiente para avanzar hacia octavos de final. Los rumores sobre la destitución de Ronald Koeman se multiplican a cada minuto que pasa. Los culés ya se han acostumbrado a perder, algo que no debería ser normal en un cinco veces campeón de Europa.