El sector de la moda flamenca llena las calles de color ante su “desesperada” situación

El movimiento #LunarOff viste de volantes y lunares a todo aquel que quiera apoyar una manifestación que une a todo el sector
0
89

El sector de la moda flamenca ha sido uno de los más afectados por la crisis de la pandemia del Covid-19. Tras cuatro meses después de la primera manifestación que realizó éste sector vistiendo a las flamencas de luto para reivindicar sus derechos, hoy, 26 de febrero, han vuelto a las calles principales del Centro de Sevilla con numerosos trajes de gitana con motivo del acto reivindicativo organizado por el movimiento #LunarOff para pedir de nuevo a las administraciones las ayudas que llevan tiempo reclamando.

La manifestación se ha celebrado en las vísperas del Día de Andalucía, aprovechándolo para incluir en su lema: “Para volver a ser lo que fuimos. Pedimos ayudas”. La movilización partía desde la Plaza Nueva al medio día y finalizaba junto al Palacio de San Telmo, sede del Gobierno andaluz con la lectura de un manifiesto.

El sector de la moda flamenca ha sufrido esta crisis por encima del turismo o la hostelería. Los talleres, las tiendas y los diseñadores de moda flamenca llevan desde finales de 2019 sin hacer ni una venta ni generar ingresos de su actividad económica principal. Mientras las medidas se van relajando, los bares se van abriendo poco a poco y el turismo local comienza a moverse; las ferias y las romerías siguen canceladas al menos para este 2021 y queda la duda de que puedan celebrarse en 2022.

En esta manifestación se ha reunido más de trescientas personas entre las que iban diseñadores de moda flamenca de una larga trayectoria y tradición como Lina o Aurora Gaviño, entre otras marcas consolidadas como Ana Morón, Javier García, Pablo Retamero y Juanjo Bernal, Rosa Pedroche, Antonio Gutiérrez, entre otros. 

Todos ellos reivindicaban:

  • Conseguir ayudas específicas para el sector
  • La inserción de la moda flamenca al Flamenco como Patrimonio de la Humanidad
  • Ayudas y reducciones fiscales ante esta situación de paro obligado
  • Reconocimiento de su actividad como Cultura y su consecuente IVA cultural
  • Necesidad de crear una línea de ayudas para la reactivación del sector y pensando en una nueva temporada de cara a 2022

En la concentración también estuvieron apoyando la cantante Joana Jiménez y la bailaora La Farruca. Ambas se han mostrado muy empáticas con la complicada situación que están viviendo diseñadores y artesanos de un sector que sienten como propio. Aunque muchas firmas de moda flamenca han estado tratando de crear nuevas líneas de negocio no han conseguido reponerse de la actual crisis. 

Muchas familias que vivían de este arte han dejado de obtener unos beneficios muy cuantitativos y sobreviven ahora con unas ayudas mínimas que no les permite cubrir todos los gastos ni vivir en unas condiciones adecuadas.

Redacción: Amparo Vega

Imagen: Javier Flores