Un Sevilla F.C. intratable camina con paso firme hacia la final de la Copa del Rey

El conjunto de julen Lopetegui con efectividad y rigor doblega al F.C Barcelona en la ida de las semifinales de la Copa del Rey, dejando al conjunto blaugrana al borde de la eliminación
0
154

En la noche de ayer se dieron cita en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán un duelo de altura entre dos de los mejores equipos de la liga Española. Sevilla F.C y F.C Barcelona disputaron el partido que se correspondía a la ida de las semifinales de la Copa del Rey, del cual salió vencedor el conjunto nervionense. Un partido que se ha convertido en una especie de clásico en la competición, se han enfrentado 28 veces de las cuales 19 se han saldado con victoria del conjunto culé, otras 6 por parte del conjunto sevillista y un total de 3 empates, con la victoria del ayer del conjunto de Lopetegui suben a 7 el número de victorias por parte del conjunto andaluz. La fase final del torneo está marcada porque la fase final del torneo se disputa a doble partido, rasgo que trastoca la tensión y prolonga la duda sobre quien saldrá finalmente como primer finalista y que disputará la final en el Estadio de la Cartuja el 17 de abril. Mientras tanto, la competición se desarrolla en dos semifinales bonitas, atractivas y de alto nivel, tanto en el caso del Sevilla F.C, F.C Barcelona como por la presencia del Levante C.D y Athletic club de Bilbao en la otra eliminatoria que se disputa hoy.

Por lo que respecta al partido de ayer entre Sevilla F.C  y F.C Barcelona. El conjunto nervionense llegaba lanzado a la semifinal después de haber vencido al Granada C.F con gol del lesionado Lucas Ocampos y que ha ocasionado una gran pérdida para el conjunto de Julen, a su baja, se le suman el lateral derecho Jesús Navas, Acuña en el lateral izquierdo y Óscar Rodríguez (mediocentro ofensivo). Por el bando blaugrana, las bajas eran mucho más sensibles teniendo en cuenta que el conjunto de Koeman adolece de escasez en la plantilla; Dest (lateral derecho), Araujo (defensa central), Braitwaitte (delantero centro), Pjanic (mediocentro), Sergi Roberto (lateral derecho), Piqué (central), Coutinho (mediocentro ofensivo), Wagué (lateral derecho) y ansu fati (extremo izquierdo).

Ante este panorama, Koeman decidió apostar por Junior en el lateral derecho y Umtiti como central en lugar de Lenglet que a pesar de haber estado varios minutos calentando en banda en ningún momento salió al campo. El partido empezó con un alto nivel de intensidad por parte de ambos conjuntos, con un sevilla mejor plantado y que supo aprovechar las carencias y fallos de la zaga blaugrana, fundamentalmente de Umtiti, el gran señalado del encuentro, suyos fueron los grandes errores que facilitaron el trabajo ofensivo del conjunto de nervión. Su pasividad y falta de contundencia condenaron el trabajo desempeñado con ahínco por jugadores como Dembelé que fue el gran revulsivo de la primera parte del encuentro que finalizó con el gol del “todoterreno Koundé” fabuloso central del Sevilla que fue un auténtico martirio durante todo el encuentro marcando el primer gol, , junto con Rakitic que firmó un gol de gran factura tras otro error garrafal de la zaga  del conjunto catalán.

Por contra, en la segunda parte el conjunto blaugrana subió la intensidad y la presión mientras el Sevilla se mostró conservador atrás sin especular con el balón y bien plantado, mientras su portero Bono realizaba un trabajo excepcional bajo los palos desde el disparo a bocajarro de Messi solo dentro del área a pase de Griezmann que el guardameta saca con la pierna izquierda in-extremis, salvado al conjunto hispalense de un gol que lo hubiera cambiado todo, quien sabe.  La vuelta se disputará el 3 de marzo en el Camp Nou donde el F.C Barcelona tendrá que disputar un partido perfecto para poder luchar por estar en La Cartuja disputando la final, dejamos atrás en esta primera semifinal un partido trepidante donde en la segunda parte el F.C Barcelona mereció algo más, tuvo varias oportunidades que no fueron materializados gracias a las intervenciones del meta hispalense, por contra, la fragilidad defensiva del F.C Barcelona condenó al conjunto blaugrana jugársela en su casa buscando la enésima remontada de la temporada, mientras tanto, espera el Paris Saint-Germaín de Icardi y compañía en octavos de final de la Champions.