Jump The Line: Baloncesto con mucho arte

Un grupo de jóvenes ha desarrollado un proyecto en Vitoria (País Vasco) con el fin de rehabilitar las canchas de baloncesto descuidas en barrios con riesgo de exclusión social
0
483
Balón de baloncesto en una cancha (Imagen obtenida del perfil de Instagram de “JumpTheLine” - @jump_theline)

Hay escenarios que tienen un fuerte vínculo con representaciones o actos que se realizan en ellos, igual que existen ciudades vinculadas a esto mismo. En el mundo deportivo, en España, hay ciudades unidas fuertemente a ciertas disciplinas deportivas. Es el caso de Granada con los deportes de invierno como Sky o Snowboard, el caso de Sevilla y el fútbol, de Ciudad Real y el balonmano o, evidentemente, Vitoria – Gasteiz y el baloncesto. 

En la capital de Álava existe una gran tradición baloncestística desde hace muchísimo tiempo, algo que se puede reflejar en la cantidad de pistas o canchas municipales de baloncesto que existen en la ciudad y sus municipios aledaños. Tal es la tradición y el idilio que esta capital de provincia tiene con el deporte de la canasta que posee uno de los equipos de baloncesto más laureados del país y más reconocidos en el viejo continente, el Baskonia (nombre actual, aunque la entidad vasca ha pasado por algunos otros nombres a lo largo de su historia). 

Algunas de las canchas en la que los jóvenes curten sus habilidades con el balón, están un estado de deterioro y abandono preocupante, haciendo que en alguna de estas sea difícil practicar el noble arte del baloncesto. Un grupo de jóvenes amantes del arte y el baloncesto, viendo la realidad degenerativa que estaban sufriendo algunas de estas pistas deportivas, decidieron movilizarse y crear un proyecto colaborativo donde, arte mediante, pudiesen rehabilitar estos espacios deportivos, para volver a poder ser usados correctamente. Bajo el nombre de “Jump The Line”, y con una idea elaborada a través de otros proyectos similares importados de EEUU (cuna del deporte de la canasta), estos amantes del baloncesto se propusieron “reacondicionar todas las pistas que pudiesen no sólo en España, sino en todo el mundo” 

Una de las cabezas visibles del proyecto, y fundadora a su vez, Ane Cabello, explicará todo lo relacionado con este movimiento que, a través del arte, busca reacondicionar estos espacios deportivos. Ane es una chica, natural de Vitoria y amante del baloncesto (tal es así que ha pasado varios años de su vida jugando en un equipo femenino de la ciudad vitoriana). 

Ane Cabello, una de las fundadoras de “JumpTheLine” (Imagen obtenida del perfil de Instagram de Ane Cabello – @anecabello)

  • Buenas Ane. A nosotros nos contó, por redes sociales cuando nos pusimos en contacto con usted, un poco en que consistía el proyecto. ¿Podría explicarlo para que los espectadores lo supiesen con certeza? 
  • Claro. Jum The Line es un proyecto que nace en la Universidad de Mondragón, en la carrera de LIE (Liderazgo, Innovación y Emprendimiento). Cuando viajamos a San Francisco, nos fijamos en un proyecto llevado a cabo por Dan Peterson, llamado Proyect Backboard, donde estos se dedicaban a pintar canchas de baloncesto en barrios con riesgo de exclusión social. Entonces quisimos traerlo aquí. Somos aficionados del baloncesto y quisimos ponerlo en práctica. La única diferencia, es que quisimos darle una vuelta más. Nosotros lo que hacemos es rehabilitar espacios deportivos, de momento pistas de baloncesto, en barrios con menos recursos, mediante el arte y el diseño colaborativo. Implicamos a las comunidades con las que trabajamos en todo el proceso, desde la organización y rehabilitación del espacio, hasta el pintado e inauguración de la pista o parque. 
  • Ane, este proyecto tendrá algunos más integrantes aparte de usted. ¿Podría decirnos quienes lo componen? 
  • En la asociación somos muy amantes del baloncesto, entonces cada vez hay más gente que piensa en subirse al proyecto. Si es cierto, que cuando empezamos, éramos sólo dos personas. Un compañero, que estudia mi misma carrera, y yo misma. Ahora somos un equipo de cuatro personas, compuesto por Cristina Gómez (experta en baloncesto femenino y colaboradora de Endesa Basket Lover y Colgados del Aro, y con la ocupación del márquetin digital) Jon Enríquez (que se ocupa del tema de comercial y de ventas) y Marina Gómez (diseñadora gráfica). Ahora mismo es verdad que tenemos el equipo bastante completo, pero ojalá, según vayamos creciendo, se vaya incorporando más gente y así podemos aumentar las acciones que realizamos. 
  • Para las labores del proyecto, ¿haconseguido apoyo de instituciones públicas como ayuntamientos, diputación, gobierno vasco o gobierno estatal? 
  • De momento hemos pintados dos canchas, de las cuales una ha sido en Vitoria. Ahora vamos a empezar a pintar la tercera, que es Vitoria también. De las canchas que hemos rehabilitado, la financiación la hemos obtenido de empresas privadas y de donaciones de nuestro público. En la tercera cancha en la que vamos a actuar, también recibimos ayuda de Servicios Sociales (que son los que conocen el barrio y su problemática) y con el Ayuntamiento (que es quién nos concede los permisos para actuar y rehabilitar los espacios). 
  • Han dicho que, hasta ahora, han rehabilitado dos canchas. Crearon un filtro de Instagram donde se mostraba su logo y pidieron que se compartieran las canchas de los barrios y de los pueblos. ¿Cuál era la finalidad de este filtro? 
  • Nosotros lo hicimos con el objetivo de ver las canchas en España que necesitaban de esa rehabilitación, y también que cada uno pudiese mostrar la cancha de su infancia, donde juega con sus amigos. Al fin y al cabo, es corazón del proyecto. Hicimos ese filtro con el objetivo de que la gente fuera a la cancha, que la mostrase, ya que el objetivo es poder pintar y rehabilitar todas las canchas que podamos.

Una de las pistas rehabilitadas por Jump The Line (Imagen obtenida del perfil de Instagram de “JumpTheLine” – @jump_theline)

  • ¿Han rehabilitado con el filtro de Instagram alguna de las canchas que tienen ya terminadas? 
  • No, eso es algo más nuevo (ríe). Es algo que hemos puesto en marcha hace muy poco tiempo. Así que si tenéis alguna cancha que necesite rehabilitación por donde estéis, ponéis el filtro y nosotros lo valoramos. 
  • Nos dijo por Redes Sociales que, a la vez que trabaja en el proyecto, estudia una carrera. ¿Cómo lleva una persona de a pie compaginar un proyecto con tantas horas de dedicación con una carrera universitaria? 
  • Bueno, mi carrera, al fin y al cabo, trata sobre emprendimiento. Nosotros, ahora mismo no tenemos asignaturas como tal, sino que tenemos unos objetivos que, digamos, tengo que cumplir. Entonces, el proyecto me ayuda a cumplir esos objetivos. Si es cierto, que a la hora de que un proyecto sea sostenible y puedas vivir de ellos en un futuro, es muy complicado. Más aún si el proyecto está destinado a crear un impacto social positivo como es este caso. Encontrar a gente que quiera sumarse, trabajar y dar su tiempo sin cobrar es muy difícil. Pero bueno, ahí estamos trabajando para que se pueda vivir de esto en un futuro. 

Ane y el equipo de Jump The Line rehabilitando una de las pistas ya terminadas (Imagen obtenida del perfil de Instagram de “JumpTheLine” – @jump_theline)

  • Vitoria es una de las ciudades de España con más tradición baloncestística. Su equipo de baloncesto, el Baskonia, a pesar de haber pasado por numerosos nombres distintos, es una institución con un nombre tremendo, no sólo en España, también en el mundo. ¿No les ha llegado ningún tipo de intento de colaboración de ninguna de las instituciones del baloncesto de la ciudad, empezando por el Baskonia? 
  • De momento no. Hay conversaciones pendientes y estamos trabajando en ello, pero de momento no hay nada. Nosotros estaríamos encantados de colaborar, tanto con el Baskonia como con el Araski (que es el equipo de baloncesto femenino). Nos encantaría que nos ayudaran para sacar, aún más, el proyecto adelante y que se sumara más gente. 
  • Una de vuestras integrantes es Cristina Gómez, que trabaja tanto en “Colgados del Aro” como “Endesa Basket Lover” (espacios de Endesa para historias sobre baloncesto). Les han llegado a entrevistar y a interesarse por su proyecto incluso. ¿Qué acogida ha tenido su proyecto en estos espacios? 
  • Endesa Basket Lover vino a entrevistarnos porque participamos en un concurso, llamado “Historia Basket Lover”. Ellos elegían las que más les gustaba y nosotros tuvimos la suerte de ser una. Endesa Basket Lover vino a entrevistarnos, de hecho, en los próximos meses podréis ver la entrevista. La siguiente fase del concurso es en abril o mayo, y dependiendo del puesto en que quedemos al final, tendremos más o menos premio para poder pintar la cancha que tenemos prevista en Vitoria. Con respecto a los compañeros de Cristina Gómez, se enteraron de que habíamos ganado y enseguida publicaron nuestra historia en redes sociales. La acogida del proyecto está siendo muy buena, independientemente si es gente relacionada con el baloncesto o no. A todo el mundo le está gustando, es un proyecto lleno de color y que sólo puede traer cosas buenas. 

Publicación en las redes sociales de Endesa Basket Lover y Colgados del Aro con el proyecto Jump The Line como historia finalista. (Imagen obtenida del perfil de Instagram de “JumpTheLine” – @jump_theline)

  • Para finalizar Ane. Están empezando con el proyecto Jump The Line, y aunque sea difícil, ¿puede decirnos hacía donde se dirige el proyecto? ¿tienen pensado rehabilitar canchas de baloncesto en otras ciudades, e incluso, fuera del País Vasco? 
  • Nuestro objetivo es rehabilitar todas las canchas de baloncesto que podamos, ya sea en España o en el mundo. Allá donde haya una cancha que podamos pintar, iremos. Nuestro objetivo es que todas esas canchas estén en funcionamiento, que se jueguen competiciones donde todo el mundo pueda jugar, no sólo del propio barrio, sino de distintos barrios o distintas ciudades. Que sea todo a nivel callejero y donde todo el mundo pueda tener acceso. 

 

Celebración de un partido de uno de los torneos 3X3 que se celebran en las pistas rehabilitadas. (Imagen obtenida del perfil de Instagram de “JumpTheLine” – @jump_theline)

Ane y el equipo de Jump The Line, mediante un proyecto basado en el baloncesto con mucho arte, intentan hacer llegar este deporte a todo aquel que quiera practicarlo, mediante la rehabilitación y pintado de los espacios deportivos que lo necesiten. 

Dos chicos jugando en una de las pistas rehabilitadas. (Imagen obtenida del perfil de Instagram de “JumpTheLine” – @jump_theline)