España cae en Kiev y queda un punto por encima de Alemania

El gol de Tsyhankov deja en una situación comprometida a La Roja de cara a la clasificación para la fase final de la UEFA Nations League
0
76
Dani Ceballos (España) y Yarmolenko (Ucrania) disputando un balón durante el encuentro. Imagen obtenida de www.sefutbol.com

La Selección Española de Fútbol fue derrotada por el conjunto ucraniano en Kiev y queda sólo un punto por encima de los teutones en el grupo. El empate de los alemanes en casa, tras remontar un 3 – 0 en contra, deja en una situación comprometida a la selección.

El conjunto de Luís Enrique llegaba al Olímpico de Kiev (escenario en el que la selección consiguió su tercera Eurocopa en 2012) con el objetivo de dejar encarrilada la clasificación para la fase final de la Nations League. Con diversos cambios en el once con respecto al partido de Suiza, la selección salió al césped de la capital ucraniana dispuesta a disipar las malas sensaciones del último encuentro. En frente, el combinado entrenado por Andriy Shevchenko, que llegaba con numerosas bajas significativas, como la de Yevhen Konoplyanka o la de Andriy Pyatov.

Con Adama Traoré y Sergio Canales como titulares, España salió buscando la profundidad y las ocasiones que faltaron en la última fecha contra los suizos. Al poco de empezar el partido España se encontró, por primera ocasión, con el meta Bushchán. Un centro desde la banda derecha de Jesús Navas fue rematado de cabeza por Rodrigo Moreno. El delantero del Leeds se encontró con el meta del Dinamo de Kiev, quién en un movimiento puro de reflejos, sacó el balón.

España siguió cercando la meta ucraniana, pero seguía sin poder concretar. Sobrepasado el minuto veinte de partido, la selección volvió a encontrarse con Bushchán. En esta ocasión Ramos, de falta directa, fue capaz de ajustar el balón a la escuadra derecha de los ucranianos, pero otra vez, con una estirada magnífica, el portero del Dinamo evitó el gol visitante.

La Roja no cesó en los intentos de adelantarse en el marcador pero una Ucrania bien plantada en el campo impidió que los de Luís Enrique perforaran las redes del Olímpico. Ucrania se limitaba a intentar crear peligro mediante arreones intermitentes y jugadas a balón parado, con un escaso peligro para la meta defendida por De Gea.

Los jugadores españoles pidieron un posible penalti a Pau Torres, pero el árbitro no señaló nada. Con el 0 – 0 se llegó al descanso.

España repetía la imagen dada contra Suiza. Un juego muy espeso y donde a los visitantes les costaba combinar y crear peligro. Sin embargo, Ucrania salió completamente diferente al verde. Los de Shevchenko fueron a por el partido en la segunda mitad, y al poco de empezar gozaron del primer acercamiento a la meta de De Gea. La juagada estaba invalidad por fuera de juego, pero Ucrania empezaba a despertar.

A La Roja costaba encontrarse sobre el verde de Kiev, y Ucrania se dedicó a aprovechar la situación.

La Selección continuaba consiguió despertar momentáneamente y volvió a generar peligro. La ocasión más clara de los visitantes llegó de los pies de Rodri. El centrocampista del Manchester City soltó un zapatazo raso desde la frontal del área que se estrelló contra el poste derecho de la portería defendida por Bushchán.

España dio un paso al frente con los ingresos en el campo de Oyarzabal, Ferrán Torres y Ceballos, pero sus acometidas se seguían estrellando contra el meta ucraniano.

Al rededor del minuto 76 de partido, se produjo la jugada del desastre. Un balón al hueco de Yarmolenko encontró la carrera al espacio de Tsyhankov. El delantero ucraniano se encontró sin oposición ante la perdida de marca de los centrales españoles y el mal repliegue del lateral sevillano Jesús Navas. De Gea adelantado en un lugar que no le correspondía, dejó al jugador local el hueco necesario para colocar el 1 – o en el marcador.

Con Ramos jugando como ‘9’ y agarrándose a las galopadas de Traoré, España intentó encontrar la jugada que les devolviera a disputar el partido, pero no lo consiguió. El bloqueo en el juego de la selección le costó el dolor de cabeza del que se pudo librar contra Suiza.

Tras esta derrota, la selección queda como líder del Grupo 4 con 7 puntos, sólo uno por encima de los alemanes. A España le quedarían dos encuentros por disputarse, siendo uno de ellos contra los teutones. En este partido, previsiblemente, se decidirá el participante de este grupo en la fase final.