‘Comunicación, Moda y Lujo’ de la mano de Fiona Ferrer

Las redes sociales van a sufrir un cambio en positivo
Fiona Ferrer Leoni, creadora de su propia marca, FFL.

La Cámara de Comercio de Sevilla, dentro del Plan Impulso Plus, ha celebrado otro de los eventos online con el fin de ofrecer herramientas digitales para ayudar a las empresas en estos tiempo difíciles.

Este miércoles ha sido el turno del sector de la Moda y la Comunicación. Bajo el sugerente título “Moda, Lujo y Comunicación”, en este webinar Fiona Ferrer Lioni, empresaria, escritora, curadora de Moda, lujo y LifeStyle, fundadora de su propia marca, FFL, y Docente en el Máster en Dirección, Marketing y Comunicación de Moda de la Escuela de Negocios del Campus Cámara, ha compartido su experiencia en este ámbito y respondido a las numerosas preguntas de los interesados.

La incertidumbre sobre el futuro próximo de las empresas es una preocupación que afecta, por supuesto, también al sector de la moda, y cuando se combina con el concepto de lujo genera todavía más dudas. En el trabajo de comunicación está la respuesta y de esta forma la ponente ha insistido en que lo primero es que hay que crearse una marca personal, como personas o como firmas, e invertir, ahora más que nunca, en comunicación: “Si hubiéramos sabido que durante tres meses íbamos a estar en casa, yo estoy segura que muchas firmas que habrían hecho otra estrategia de comunicación totalmente diferente”.

Fiona Ferrer sabe que las redes sociales son la clave ahora mismo pero, partiendo del precepto de que cada uno es su propia marca, hay que saber transmitir esa imagen de marca. No solo las grandes y medianas empresas han potenciado su conexión con el público a través de las redes sociales sino que han sido sobretodo pequeñas firmas o negocios los han podido ver la luz a través de ellas no habiendo podido ser de otro modo al no contar con un respaldo económico para invertir en otro tipo de estrategias de marketing más tradicionales.

Pero las redes sociales también deben adaptarse a cada momento y en este trance que está atravesando la economía mundial lo han hecho: “En el sector de la moda me ha encantado ver cómo las firmas de moda de repente han dejado su publicidad a un lado y no han sido en absoluto agresivas. Al contrario, han sido sostenibles y amigas”.

En cuanto a cómo puede influir la pandemia en la alta costura y el lujo, la invitada destaca como un gran ejemplo la reacción de la marca Gucci, que ha renunciado a dejarse llevar por las temporadas y a hacer desfiles, propuesta que han seguida muchas otras firmas, al menos en un futuro próximo.

Por último, la diseñadora ha ofrecido un análisis sobre la repercusión de esta pandemia también en el manejo de las redes en el ámbito comercial, y es que –ha dicho- van a sufrir un cambio en positivo, volviéndose menos agresivas en algunos aspectos, mucho más naturales y cobrará importancia la sutileza.