El Athletic Club toma ventaja en la eliminatoria que se decidirá en Los Cármenes

0
228
Rui Silva despeja un balón en una jugada del chocque
Imagen procedente de la página de Twitter del Granada CF

El Athletic Club de Bilbao derrotó al Granada por uno a cero en “La Catedral”. Los leones se adelantaron en el marcador con un gol de Muniain, precedido por una acción polémica de Iñaki Williams, donde este parece hacer un control ayudándose del brazo.

El partido empezó a ponerse de cara para el Granada, que tras dos ocasiones y diez minutos bien plantado en San Mamés, comenzó a desvanecerse. Tras este primer arreón nazarí, el Athletic empezó a adueñarse del partido espoleado por una grada cada vez más metida en el encuentro.

Tras varias oleadas fallidas, y con el Granada pidiendo descaradamente el descanso, Miniain empujó a la red un pase de la muerte de Willians, protestados por los granadinos al considerar que el delantero vasco se había ayudado del brazo para controlar el esférico.

En la segunda parte, y con el cambio de sistema que experimentó el Granada, el equipo nazarí volvió a tener presencia sobre el césped de “La Catedral”, mejor plantado defensivamente. Los planes de Diego Martínez estuvieron a punto de venirse abajo con el gol de Capa, posteriormente anulado por el VAR debido a un fuera de juego posicional de Williams.

La anulación del tanto pareció espolear al Granada, que gozó de dos ocasiones claras al final del partido para llevarse un mejor resultado, pero gracias a las intervenciones de los guarda metas de ambos equipos, el marcador no se movió, dejando la eliminatoria abierta para la vuelta que se disputará el día 5 de marzo en Los Cármenes.

El resultado no dejó contento a ninguno de los dos conjuntos. A los bilbainos se les quedó la sensación de haber podido sentenciar la eliminatoria. A los nazaries, la sensación de haber salido vivos de San Mamés les chocaba con la idea de tener que remontar en casa sin haber podido llevarse un gol con valor doble para la vuelta.

El Granada salió vivo, pero gravemente herido de San Mamés.