Muere ‘Super Paco’, el runner de 81 años que desafió lo imposible

0
253
'Super Paco' en una de las pruebas de montaña en las que participó
Imagen procedente del diario "AS".

Francisco Corrales, más conocido en el mundo runner y de trail montaña como ‘Super Paco’, falleció el pasado 22 de octubre a los 81 años de edad, tras ser incapaz de superar un cáncer esófago que se le detectó a principios del pasado verano.

El cartameño era uno de esos abuelos entrañables, humildes, cercanos, quién caía bien a todo el mundo y sobre todo, quién sabía dejar huella.

Un corredor peculiar, de esos que no se ven. Una abuelete que con 77 años, corrió por primera vez la 101 KM de la Legión, en Ronda, una de las pruebas más exigentes que existen. El adjetivo peculiar se lo ganó por su equipamiento para las pruebas, con un pantalón de trabajo de campo, una camisa de vestir, un sombrero de paja, y dos bastones elaborados por él. Como avituallamiento, no empleaba geles ni bebidas energéticas, sólo dos botellas de agua, unas pasas y unos frutos secos. Si era necesario, lo compartía con otros participantes, porque para él los corredores “no era rivales, sólo compañeros”.

El adjetivo entrañable se lo ganó por su humildad y cercanía, por la capacidad de no rendirse y de desafiar lo imposible.

Empezó a hacer deporte, con algo más de sesenta años, cuando el médico le recomendó moverse para solucionar su problema con el colesterol. A correr empezó al poco tiempo de morir su esposa de un infarto, cuando al costarle conciliar el sueño, decidió salir a patearse los montes.

Empezó a participar en pruebas con su hijo, y carrera a carrera, se fue ganando el corazón del aficionado.

A Francisco nunca le gustó el calificativo de ‘Super’, pero gracias a su esfuerzo y capacidad de superación se lo ganó a pulso, al igual que el de eterno y casi irrepetible. Ayer ‘Super Paco’ les dejaba abandonaba, todos sus seguidores, en silencio y sin hacer ruido, justo como a él le gustaba vivir el mundo “runner”. Su ejemplo demostró que nada es imposible, que todo es alcanzable. Gracias por todo ‘Super Paco’, ojalá el cielo le resulte tan leve como la montaña.