Encuentran ADN de Julen en el pozo por el que cayó en Málaga

0
276

El pasado domingo alrededor de las 14:00h del mediodía, un menor de dos años se desprendía por un pozo de más de 100 metros de profundidad y tan solo 40 centímetros de anchura. Según han asegurado los familiares, el pequeño se encontraba jugando con una menor, hija de los dueños de la vivienda en la que pasaban el domingo, cuando Julen cayó por el pozo. El padre intentó coger al menor con las manos pero no pudo sacarlo. De este mismo modo, aseguran que oyeron llantos del niño justo en el momento de la caída pero más tarde, dejaron de oírlo.

Según han informado dos departamentos de la Junta de Andalucía, el pozo por el que cayó Julen no tenía permiso de obra. Antonio Sánchez Gámez, responsable de la empresa que realizó la perforación a mediados de diciembre ha asegurado que el agujero se realizó para ver si contenía agua pero una vez que se supo que no, el pozo se selló. Añadiendo que: "alguien ha quitado la piedra que cubría la perforación".

Desde el inicio de la investigación, el equipo de servicios que trabaja en el rescate ha contemplado cualquier hipótesis con el fin de poder encontrar al pequeño. Se barajaba la opción de que Julen podría no encontrarse en el pozo, pero en el día de hoy la Subdelegada del Gobierno de Málaga ha afirmado a los medios que se ha encontrado un pelo en el agujero que corresponde con el ADN del menor, pues ha sido contrastado con el ADN de los padres y del biberón del pequeño.

Ante esto, se ha decidido excavar un "túnel" de forma oblicua a la zona del pozo de unos 80 metros de profundidad. La excavación se mantiene a la espera de que un equipo de geólogos e ingenieros marquen el lugar exacto para la perforación. Tras esto, un equipo de mineros que fue trasladado en el día de ayer por el Ministerio del Interior desde Asturias, realizará de manera manual el camino hasta llegar al punto exacto donde se encuentra el menor.

Los equipos de trabajo han asegurado que aunque se vaya a realizar esta actividad, no van a dejar de intentar suprimir el tapón de tierra y barro que impide llegar al fondo del agujero.