Victoria y Coronada

0
474

La Virgen de la Victoria de la Hermandad de las Cigarreras ha sido coronada en el mediodía de este sábado en la Catedral de Sevilla. El gran momento ha sucedido a las 12.21 horas cuando el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha subido al altar presidido por la dolorosa para colocarle la corona enriquecida por Miguel Ángel Cerezo en su sien, cumpliendo así el gran sueño de esta hermandad y convirtiéndola en la decimonovena imagen que recibe esta distinción en la ciudad de Sevilla, siendo la primera la Virgen de la Amargura en 1954.

Las puertas de la Catedral se abrieron a las 10.30 horas para recibir a miles de fieles con invitación, entre ellos numerosas personalidades municipales como el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; la delegada del distrito Los Remedios, Carmen Castreño o el delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera. La reina Sofía fue nombrada madrina de este acto debido a la relación histórica que mantiene la Casa Real  con esta hermandad, aunque finalmente no ha podido asistir a la ceremonia.

La misa ha comenzado a las 11.30 horas en el Altar del Jubileo, lugar donde se ha presentado a la dolorosa sobre otro altar preparado para la ocasión ataviada con el manto que bordó en 2015 Jesús Rosado y la saya de Juan Manuel Rodríguez Ojeda. El acto ha contado con la música de la Coral Polifónica de Jesús Despojado y la de Ángel Urcelay, que han interpretado un repertorio basado en las obras de Mozart y Haendel.

Al comenzar la ceremonia, las miradas de todos los asistentes se dirigían hacia la corona que portaban en andas las cuatro niñas hijas de madres sin recursos acogidas por el Hogar de Belén, proyecto principal de la obra social de esta coronación. Con motivo del apoyo a este proyecto, Juan José Asenjo ha recordado una conversación que mantuvo con el hermano mayor de la hermandad, Claudio Espejo, en la que le pedía "una acción social apreciable, visible e identificable", reconociéndole que lo ha "cumplido".

El arzobispo tiene una relación muy especial con esta hermandad, siendo hermano afectivo de la misma desde el mes de mayo, y así lo ha demostrado cuando durante la homilía ha expresado que para él coronar a la Virgen de la Victoria ha sido "un honor inmerecido", destacando que aunque se corona con "una joya material" hay que hacerlo también "en la intimidad de nuestros corazones como reina y señora de nuestras vidas". Al finalizar, Marcelino Manzano, delegado de Hermandades y Cofradías, ha leído la carta de bendición del Papa Francisco a la hermandad que había solicitado Juan José Asenjo al nuncio apostólico del Vaticano en España. Para culminar el acto, el arzobispo ha añadido: "se suele aplaudir en estos casos",  provocando un gran aplauso entre los asistentes que se mostraban emocionados por el acontecimiento.

Durante la tarde del sábado el palio de la Virgen de la Victoria recorrerá las calles de Sevilla en su procesión triunfal de regreso en la que visitará la capilla de la Hermandad de Jesús Despojado, la de la Hermandad de Las Aguas y la Parroquia de Nuestra Señora de Los Remedios. Según el itinerario difundido por la hermandad, el palio entrará en la capilla de la Fábrica de Tabacos a las 00.30 horas, aunque se prevé que se retrase el recorrido.

Etiquetascofradías