El rico y complejo mundo del arte gráfico en España

0
358

La sala Murillo de la sede de Cajasol acoge una selección de obras correspondientes a este medio artístico del conjunto de la colección de la Fundación Cajasol, contando tanto con grabados tradicionales (xilografías, aguafuertes, buriles, aguatintas, etc.), como con obras que emplean otras técnicas: grabados calcográficos, litografías, serigrafías, de naturaleza híbrida, o que incorporan novedosas técnicas de estampación artística.

Esta colección está organizada en dos plantas de la sala, la planta baja presenta las obras más tempranas de los primeros gráficos en España, de hecho, los artistas españoles han sido, sin lugar a dudas, proclives al arte gráfico desde mediados del siglo XX. Un periodo en el que los aspectos sociales y colectivos proyectados en la difusión democrática del arte cobró relevancia. Destaca la presencia de muchos autores sevillanos, con un repertorio de estampas y carpetas monográficas con ediciones locales y nacionales.

Una vez pasada la primera planta, se llega a la segunda, que contiene bastantes elementos que sorprenden a la vista. Las obras no muestran la vida cotidiana, sino que el artista quiere mostrar un concepto diferente, que el ojo sea el que detecte un sentimiento a través de lo que transmite las pinceladas, Joan Miró es el autor de relevancia en este tipo de gráficos. 

Esta exposición está abierta al público hasta el 30 de noviembre.