El Juli corta la primera oreja de la temporada en la Plaza México

En la madrugada del domingo al lunes, daba comienzo la Temporada Grande en la Plaza México. La que será la segunda consecutiva de los actuales regentes. Como cartel inaugural un mano a mano entre la máxima figura mexicana, Joselito Adame, y la que posiblemente lo es en España, Julian López El Juli. Se enfretaron a seis toros de la ganadería de Teófilo Gómez, que dieron un juego irregular. Se guardó un minuto de silencio, tras el paseíllo por un ruedo decorado para la ocasión, en memoria de Miguel Espinosa Armillita. 

De no ser por el fallo a espadas, el resultado del festejo, sería bastante más abultado. Una oreja, que pudieron ser tres para El Juli; de vacío se fue el hidrocálido Adame. La primer oreja llegó pronto, en el primer astado de la tarde. Un toro con buena presntación y que tuvo escaso fondo, al que El Juli entendió a la perfección, encontrando las alturas y los tiempos idóneos para que acabara pegando muletazos en redondo excesivamente templados. La efectiva estocada le sirvió para recibir el primer trofeo de la tarde y temporada.

Con su segundo toro, el tercero de la tarde, llegaron los momentos de mayor encuentro con el público. Un animal enclasado al que El Juli sometió de primera hora con la franela y con el que consiguió una faena a cámara lenta, que de no ser por el fallo con el acero, posiblemente hubiese cortado las dos orejas. 

No tuvo su día Joselito Adame, o no se lo permitieron sus oponentes. Se fue silenciado en sus tres actuaciones, de las que no pasó de mostrar sus ganas, pero sin la ayuda de un lote desclasado, no consiguió pasar a mayores 

Etiquetascultura