Éxito de venta de los muñecos solidarios ‘Baby Pelones’

0
750

Los Baby Pelones son los muñecos solidarios creados por la Fundación Juegaterapia que están inspirados en los niños que padecen y luchan contra el cáncer.

Todos los fondos recaudados van destinados a investigaciones, donativos a hospitales y otras asociaciones nacionales e internacionales.

Por lo tanto, y como explican en su página web, estos muñecos sin pelo con olor a vainilla son los más bonitos y valientes del mundo.

Este movimiento hace que los pelones sean los protagonistas y que los pequeños tengan un juguete como ellos, normalizando el cambio físico que sufren a causa de la quimioterapia tanto los propios enfermos como el resto de niños.

“Como María y Jorge son unos de los niños más guapos y valientes que conocemos, hemos querido hacer Baby Pelones, unos muñecos que se parezcan a ellos. ¿Puede haber algo más bonito en el mundo?”

Diferentes artistas han colaborado con la fundación creando los pañuelos que cubren la cabeza de los muñecos y se han hecho fotos acompañados de algunos de los chicos para promocionarlos y luchar por la causa.

Existen diez Baby Pelones diferentes. Los ocho famosos que han diseñado los pañuelos de cada uno de los muñecos son Alejandro Sanz, Amelia Bono, El Hombre de Negro, Vicky Martín Berrocal, Paula Echevarría, Rossy de Palma, Alba Carrillo y Shakira. 

Además de la ayuda económica, se pretende concienciar a la población, difundir valores importantes como la empatía o la solidaridad y ayudar a los niños y familias que pasan por la misma situación con el objetivo de reunir fuerzas y ganar la batalla.

Los puntos de venta donde se encuentran los Baby Pelones son las tiendas de Jugettos, ToysRus, la sección de juguetes de El Corte Inglés, además de sus páginas web, y en la tienda online Amazon. Su precio es de 11,95 euros. 

En la Fundación Juegaterapia, donde ayudan a los niños enfermos de cáncer a través del juego, quieren compartir con todo el mundo las risas de los pequeños que se escuchan en los hospitales y mostrar como se convierten en los guerreros más fuertes y valientes de la galaxia.

Con la campaña “que la risa te acompañe” promueven que “la quimio jugando se pasa volando, y si se pasa jugando, se pasa riendo”.

Su misión es conseguir que los niños con cáncer puedan olvidarse de sus tratamientos y que el tiempo pase un poco más rápido en sus habitaciones de hospital, pudiendo jugar como otros niños.

Los niños hospitalizados al estar fuera de casa, alejados de los suyos y en un entorno desconocido, a menudo les genera ansiedad y angustia. En estos casos, las teles, los ordenadores u otros juegos y la posibilidad de disfrutar de un parque les aportan grandes beneficios y se convierten en un medio esencial para hacer que se olviden de dónde están.

 

 

EtiquetasActualidad