El Betis convierte el Benito Villamarín en un fortín

0
665

El Betis parece que por fín empieza a funcionar en su feudo, tras ganar a Las Palmas en el debút de Victor Sánchez del Amo, Athletic, y un valioso empate ante el Celta, ayer consiguió imponerse al Leganés con goles del canario Rubén Castro, que con el gol de ayer superó a Alfonso Pérez Muñoz como uno de los goleadores históricos del conjunto verdiblanco, y otro del lateral italiano Cristiano Piccini. Tras la victoria el Betis consigue alejarse a diez puntos de la zona caliente de la clasificación.

El conjunto de Heliópolis salía al terreno de juego con la novedad en el once del canterano Rafa Navarro y el centrocampista Jonas Martín. La primera parte comenzó siendo bastante aburrida para el espectador y tuvieron que transcurrir más de quince minutos para que el Betis inquietara al guardameta del conjunto pepinero. Los laterales del Betis subían la banda una vez tras otra sin que sus centros encontrarán rematador, y el cronómetro pasaba sin que el Betis diera sensación de peligro.

Antes del descanso, el colegiado Estrada Férnandez señaló como falta un penalti cometido sobre el internacional danés Riza Durmisi, y Antonio Sanabria que era el único que inquietaba en el área rival tuvo que marcharse lesionado tras un desgarro muscular,en su lugar ingresó en el terreno de juego Alex Alegría.

La segunda parte empezó siendo otra historia, el delantero Rubén Castro aprovechó un pase entre líneas del utrerano Dani Ceballos, y definió como el crack canario acostumbra a hacer, mandando el esférico al fondo de la red, una historia que se ha repetido en 71 ocasiones en la primera división. El conjunto verdiblanco siguió llegando con peligro a la portería del Leganés y tras un remate de Jonás Martín que rechazó el guardameta, aprovechó Piccini para sentenciar el partido poniendo el segundo y definitivo gol en el marcador.

 

 

EtiquetasBetisDeportes