Un túnel de 3 millones facilitará el nuevo trayecto del tranvía hasta Santa Justa

0
818

El proyecto de ampliación del Metrocentro hasta Santa Justa contará con la construcción de un túnel que salve el cruce entre las avenidas de San Francisco Javier y Ramón y Cajal, evitando así situaciones de colapso del tráfico. La edificación tendrá un coste parcial de 3 millones de euros, tal y como ha oficializado el Ayuntamiento de Sevilla y Tussam.

Este túnel subterráneo posibilitará la confección de la fase 1 del proyecto que transcurrirá desde el citado cruce hasta la medianía de la calle Luis de Morales, pasando a través de la propia San Francisco Javier -sería como una línea perpendicular con el centro del Centro Comercial Nervión Plaza-. Esta primera de las dos fases constará de un total de 1,25 km de recorrido y tendrá un coste total de 14 millones de euros, el cuál se ha estimado con ayuda de los datos económicos que arrojaba el trazado construido hasta la fecha del propio Metrocentro -desde San Bernardo hasta Plaza Nueva-.

El coste de la actual infraestructura fue de 19,7 millones de euros para un total de 2,26 km, lo que arroja un promedio de 8,7 millones de euros por kilómetro construido. El medio millón restante necesario para marquesinas, bancos, pantallas y expendedoras de billetes será aportado por Tussam. Por su parte, la segunda fase continuará el recorrido anteriormente mencionado hasta su llegada a la Estación ferroviaria de Santa Justa, donde finalizará pues el trayecto, transitando un total de 0,75 km y teniendo un coste de un millón de euros

En cuanto a las prestaciones técnicas con las que contará la nueva infraestructura, el modelo a seguir será el mismo que compone la actual, siendo el uso de gravasvías y césped el eje central. El ancho de vía será el denominado internacional y la longitud de los andenes de 41 metros de longitud. El desnivel existente entre la plataforma del andén y el nivel de la calle se salvará mediante rampas suaves, con una pendiente máxima del 6% y una anchura superior a 1,8 metros. Los elementos que forman parte de una parada serán iguales o similares a los actuales.

Las obras está previsto que comiencen tras el verano de 2018una vez redactado el plan especial de ejecución. Éste habrá de ser tramitado ambientalmente por Urbanismo, ya que actualmente no se encuentra recogido en el Plan General de Organización Urbana(PGOU), y amparará tanto las paradas del tranvía como el trayecto definitivo. Asímismo, contará con especialistas en planeamiento, medio ambiente, geotecnia, estructuras tranviarias, integración urbana y topografía.