El Sevilla se complica el pase a octavos en un partido polémico

0
193

El Sevilla Fútbol Club se jugará el pase a octavos de final de la Champions League en Lyon tras caer derrotado por un a gol a tres ante la Juventus. El cuadro sevillista se encuentra segundo con diez puntos, seguido por el Lyon con siete a falta de una jornada.

El Ramón Sánchez-Pizjuán se vistió ayer de sus mejores galas para recibir al equipo juventino. El estadio sevillista tuvo una entrada de casi 40.000 espectadores que se dieron cita para animar al conjunto blanquirrojo y dejarse la garganta cantando un himno sevillista "a capela" que dejó impresionado a propios y extraños. Y es que como dijo Massimiliano Allegri en rueda de prensa, el Sevilla es mejor en casa porque tiene una gran afición.

Los locales comenzaron el partido con tranquilidad, dominando la posesión e inquitando a la Juve con la intención de hacer daño conforme empezaran a llegar las ocasiones. Tanto es así, que en el minuto nueve, Nico Pareja, recoge un balón rechazado en la frontal del área y la clava rasa en el lado derecho de la portería de Buffon.

El Sevilla se adelantó en el marcador en la primera ocasión que tuvo, y a diferencia del año pasado, el equipo no se echó atrás y siguió con el guión previsto. El cojunto nervionense se sentía cómodo con el balón y con la intención de que no cesaran las oportunidades de cara a puerta. Pocos minutos después, Escudero se recorre mediocampo para plantarse cerca del área y mandar un disparo a centimetros del travesaño bianconero.

La tranquilidad no les iba a durar mucho a los sevillistas. Franco Vázquez, sería expulsado en el minuto 35 tras recibir dos amarillas en cinco minutos. Pese a ello, los locales intentaron seguir con el guión establecido con el objetivo de llegar con ventaja al descanso. Pero eso no iba a ocurrir, en el añadido de la primera parte, el árbitro inglés señaló penalti por un agarrón polémico de Mercado a Bonucci. Marchisio fue el encargado de transformar el gol desde los once metro aunque a punto estuvo de detener Sergio Rico.

Sampaoli decidió hacer cambios tras el descanso y dió entrada a Sarabia por Vietto y dejó a Vitolo como referencia ofensiva. Una segunda parte que se antojaba muy complicada para el conjunto hispalense. Pese a ello, el equipo supo aguantar el dominio juventino, incluso llegando a crear alguna ocasión a la contra. Por su parte, la Juve, supo esperar el momento y fue en el minuto 84 cuando Bonucci aprovechó un rechace para poner el uno a dos en el marcador a favor de los visitantes.

El Sevilla no se vino abajo y fue a la desesperada a conseguir el empate que les diera el pase a los octavos de final y esto lo supo approvechar el equipo bianconero. Cinco minutos después, en una contra, Mandzukic se plantó en frente de Sergio Rico para matar el partido y asegurar la clasificación.

Por lo tanto, el Sevilla tendrá que viajar a Francia con todo ya que a los pupilos de Sampaoli les vale con puntuar e incluso perder por la mínima, pero tendrán que sudar para lograr estar entre los 16 mejores.