Un óptico sin titulación podría haber atendido a casi cien personas

0
107
La Guardia Civil investiga a un propietario de un establecimiento óptico en Tomares (Sevilla) que podría haber atendido a 91 pacientes sin tener el titulo universitario requerido para tal actividad, según una nota de prensa del cuerpo militar.
 
La denuncia interpuesta por el Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía se encuentra en la Fiscalía de la Audiencia Provincial que investiga un supuesto delito de intrusismo profesional.
 
Según la Guardia Civil, el hombre podría haber efectuado esta práctica entre los meses de enero a julio de 2016, afectando a 91 personas quienes habrían sido atendidos por una persona carente de titulación óptica.