Flamenco sin fronteras; El Mirabrás

El mundo está repleto de estilos musicales desde el blues, pasando por el rock and roll, la música clásica, llegando a la sonanta propia de cada país. Sin embargo, cada lugar es característico por su forma de ser, su idiosincrasia o su arquitectura. Siempre nos fijamos en algo de lo anterior para valorar un sitio y así mirar un atractivo con la posibilidad  de algún día volver.

España, tierra de arte y señorío, está compuesta de variaciones artísticas repartidas por los cuatro puntos cardinales. Si es verdad, que desde tiempos remotos, la península llama la atención de cuantos se acercan a ellas y ven que algo especial tiene nuestra tierra.

Volviendo al tema musical, España es rica en este característico patrimonio, pero el más singular es el Flamenco. Si tú le preguntas a un portugués, a un alemán o a un italiano, lo que te van a decir es que en España se canta y se baila muy bien flamenco. Pero, ¿Dónde concretamente? Nos tenemos que situar yendo hasta las comunidades autónomas de Andalucía, Extremadura y Murcia. En estas regiones, el flamenco hace hincapié tanto en el cante, el toque y el baile. Existen muchas teorías sobre de donde proviene este estilo musical, pero la que parece más certera es que viene de la mezcla de culturas que sufrió Andalucía en épocas pasada, intercambiando características moras, con gitanos, castellanos y judíos.

Si nos vamos a un campo más concreto dentro del flamenco, nos tenemos que situar en la comunidad andaluza y más concretamente en la costa noroeste de la provincia de Cádiz, en Sanlúcar de Barrameda.

Esta noble ciudad, está situada en la desembocadura del rio Guadalquivir, y tiene por vecino al parque natural de Doñana. Lugar de mezclas de cultura ya que era el último puerto de la península antes de partir hacia las américas allá por el siglo XVI. Esto trajo consigo una mezcla de pensamientos y de culturas que hizo que en este lugar ganara un estilo propio de flamenco y más concretamente se atribuyera un palo: El Mirabrás.

No se conocen muchos datos sobre este palo flamenco, pero hemos ahondado en el tema para poder mostrar lo que actualmente se puede sacar a la luz. 7

La tradición cuenta, que la palabra Mirabrás proviene de la contracción de Mira Blas  pero también dicen que puede venir de una cantiña del siglo XVIII que dice Mirabrás que labrando vas.

Para ser más justo, de esa cantiña se fue forjando el mirabrás ya que un siglo después, el italiano Remessi, hizo que se propagara por todos los cantaores flamencos y se quedó etimológicamente como Cantiña.

También hay que hablar de otro artista dentro del mirabrás como es Tío José el Granaíno, además de las primeras melodías que se fueron forjando para establecer un estilo propio y definitivo que conformara de una vez este palo.

No fue hasta primero del siglo XX cuando el jerezano Antonio Chacón realizó un gran trabajo para que el mirabrás llegara a nuestros días con un estilo propio y dándole los giros para que todos los cantantes lo pudieran interpretar.

Según apuntan, la familia Bochoque fue los primeros que cantar este palo flamenco, intérpretes de este estilo flamenco que parece ser que tiene su origen en Sanlúcar de Barrameda, llamándose también Cantiñas Sanluqueñas, debido a su origen cantiñal.

Apuntar que el Mirabrás es un cante de ida y vuelta, que tiene una gran influencia americana ya que Sanlúcar era puertas de las américas. También tiene un gran parecido a otro palo flamenco como son los caracoles.

Desde tiempos inmemoriales, Sanlúcar ha tenido una gran relación con la ciudad vecina de Jerez de la Frontera, una de las cunas del flamenco. Es así que el flamenco Antonio Chacón, le da una conformación e identidad definitiva al mirabrás, haciéndose constar en 1912. Curiosamente esta variación última se la da en Madrid, ya que en tierras sanluqueñas se daba por perdido este género flamenco.

El cante del Mirabrás tiene una fórmula concreta. Los artistas que lo han interpretado siempre lo han cantado por alto, sobre todo por la nota musical LA.

El mirabrás contiene varias partes, en la segunda, que puedes hacerla o no, tiene una modulación que regresa a mayores que se corresponde a la similitud que tiene este palo flamenco con las llamadas romeras, además de también parecerse a los caracoles.

Además, se puede decir que el mirabrás proviene de las cantiñas, estas se interaccionan por un giro de soleares, amoldándose a melodías y armonías características que se adaptan a este estilo.

El cante del mirabrás tiene el mismo compás y tiempo de las romeras, es decir, el compás y tiempo de una soleá airosa. De bien es sabido, que el instrumento más característico del flamenco es la guitarra y esta se acompaña en modo mayor, normalmente por arriba, en Mi mayor, o por medio, La mayor. No hay un estilo definido dentro de la composición de letras de este palo flamenco, el Mirabrás, ya que utilizan popurrís de distinta índole sin ningún canon.

El baile del mirabrás es muy parecido al de las alegrías de Cádiz, abriendo más los tercios largos con coreografías nuevas. No existe un baile que identifique al mirabrás, como ocurre con las sevillanas, ya que todos los pasos del mirabrás vienen de las alegrías.

Los artistas que más han interpretado este palo flamenco sanluqueño, es como no podía ser de otra manera, Antonio Chacón, El Gandul, El Negro de Rota, y los más recientes, Enrique Morente, Antonio Mairena, Juan Valderrama, El lebrijano, y los sanluqueños Laura Vital, La Sallago, Anciá, El Nono, entre otros.

Este cante por desgracia, dicen los expertos en música y sobre todo en flamencología, está en peligro de extinción debido a la dificultad que tiene al interpretarlo.

En definitiva, un cante que ahonda sus raíces en la España de las conquistas americanas, con una mezcla de culturas que hizo que naciera este palo flamenco en la desembocadura del río Guadalquivir, en Sanlúcar de Barrameda.

Etiquetascultura