Nasri vuelve a sonreír

0
160

Samir Nasri ha vuelto al primer plano del fútbol europeo de forma tajante. El jugador hispalense, a préstamo por el Manchester City, ha confirmado su acoplamiento en el equipo de Jorge Sampaoli después del buen papel que está ejerciendo en el centro del campo tras varios partidos en los que ha sido fundamental para el Sevilla.

Gracias a un gol de Nasri en Zagreb frente al GNK Dinamo, los rojiblancos se llevaron tres puntos vitales (0-1) de Croacia para dejar atada su clasificación para los Octavos de Final de Champions y además romper una sequía de siete años sin vencer como visitante en Champions League (20 de octubre de 2009, Stuttgart 1-3 Sevilla). La aportación del jugador francés en el Maksimir Stadium fue vital, porque además del gol, Nasri fue la brújula que guió al equipo en la creación del juego y por momentos recordaba al mejor Banega de la temporada pasada.

Para entender mejor la influencia del galo en este choque debemos detenernos a subrayar sus estadísticas; realizó 158 pases durante los 90 minutos, de los cuales 145 fueron acertados (91,7% de efectividad), contribuyendo así de manera notoria al 73% de la posesión final que obtuvo el Sevilla frente al campeón croata. Cifras que le han valido a Nasri para colocarse como el mejor pasador de la competición europea en un partido con esos 145 pases con éxito, seguido por Thiago Motta con 140 pases, y en tercera posición encontramos a otro integrante de la plantilla hispalense y compatriota de Nasri, Steven NZonzi (117 pases).

Resulta curioso que un entrenador como Pep Guardiola, al que le gusta "mimar" tanto la pelota, desechara la continuidad de Nasri en el conjunto citizen, y lo cierto es que el francés solo ha tardado un cuarto de temporada en quitarle la razón al entrenador catalán. Nasri ha recuperado la confianza en sí mismo y Sampaoli tiene gran culpa de ello, ha sabido cuidar y tratar al jugador desde el primer día, dándole un rol de líder, algo que para el marsellés ha sido fundamental para renacer.