El Miércoles Santo de Jerez en Octubre

El 15 de octubre se volvió a teñir de rojo y no por ser la onomástica de Santa Teresa, sino porque la cofradía jerezana del Prendimiento volvía a su templo tras once años clausurado. A las cinco de la tarde se abrían las puertas del asilo de San José, sede provisional de la hermandad, para volver al templo de Santiago recorriendo las calles del barrio. El señor del Prendimiento se presentaba con túnica morada bordada y la posición de manos tradicional hacia la parte trasera. El acompañamiento musical del misterio corrió por parte de la banda de cornetas y tambores San Juan Evangelista de triana. El exorno floral se compuso de anthurium, rosas y fresias, todo en tonalidad roja.

La comitiva estaba formada por un nutrido cortejo de hermanos que acompañaban en este día jubiloso a sus titulares, además de las hermandades de la feligresía y de las que tienen relacion directa con la corporación santiaguera. 

Por otro lado se encontraba la virgen del Desamparo que lucía espléndidamente ataviada al estilo más puro de su idiosincracia. En su tocado se colocaba un encaje de tul bordado en ojilla y adornado con joyas de corales. Además, la dolorosa llevaba los pendientes también de corales que tan añorados han sido los años que se han ausentado en su vestimenta. El palio rojo del Desamparo iba a los sones de la banda de música del Nazareno de la vecina localidad de Rota. El paso iba adornado con una composición floral inusual al que lleva anualmente, integrando en sus jarras nardos, rosas blancas, florecitas de cera, y margaritas moradas pequeñas.

Un recorrido lleno de flamenco y alegría, donde los vecinos de este barrio jerezano adornaron sus calles para recibir al Prendimiento y a su virgen del Desamparo, momentos de emoción los que se vivieron por donde transcurrió la procesión. Los puntos mas llamativos fueron en la calle Merced, donde se cantaron una gran número de saetas en la peña `Tío José de Paula´; en la casa del tocaor Moraito; en la calle Porvera, donde la virgen de la Soledad salió hasta el dintel de la puerta de su iglesia de la Victoria para recibir la comitiva y se cantó la plegaria que compusiera Antonio Gallardo a esta dolorosa; y en la plaza de Santiago, antes de que ambos pasos entraran en el templo, donde el nieto de Antonio Gallardo le recitó unos versos y la Macanita, entre otros artistas, le cantó las plegarias al Prendimiento y a la virgen del Desamparo.

En declaraciones a Eusa News, los vecinos estaban deseando que esta cofradía regresara a este templo que ha estado cerrado más de once años debido a su mal estado. Además, nos dijeron que todo el barrio se ha volcado porque esto era una ocasión que no se iba a repetir. El obispo de Jerez, José Mazuelos, declaró su gran interés para que “esta joya de templo volviera a lucir como se merece´´y así los vecinos pudieran ver su parroquia abierta para rehacer la vida religiosa de este barrio flamenco.

Dando click aquí podrás escuchar la plegaria de la Macanita al Prendimiento.

Etiquetascofradías