Sergio Ramos completa la enfermería blanca

0
282

El Real Madrid ha vuelto a perder por lesión a una de sus piezas clave, pues a las ya conocidas bajas de Modric o Casemiro entre otros ahora, se suma la de Sergio Ramos en el eje de la defensa. El club tendrá que afrontar la difícil papeleta de jugar seis encuentros sin tres hombres que, sin duda, son claves en el esquema de Zinedine Zidane.

El club blanco empezó a acusar primero la baja de Casemiro, que tuvo que abandonar el terreno de juego cuando el Real Madrid se medía al Espanyol, tras un choque con Diop. El brasileño fue diagnosticado de una fisura en el tercio medio del peroné, lesionado para dos meses. Posteriormente, se le sumó la del croata Luka Modric que, al igual que Casemiro, tiene prevista su vuelta para el derbi de Liga contra el Atlético. Antes de esto los hombres de Zidane tendrán que afrontar cuatro partidos ligueros, y dos de Champions contra el Legia, y en ninguno de ellos podrán contar ni con ellos dos, ni con el capitán Sergio Ramos.

El camero cayó lesionado en el duelo internacional que medía a España contra Albania el pasado domingo y estará fuera de los terrenos de juego mes y medio. Un esguince en el ligamento de su rodilla de grado II, le impedirá estar, como muy pronto, de vuelta tras el parón de selecciones, pero todo hace esperar que no será hasta algún partido más tarde cuando reaparezca el impetuoso central.

El entrenador madridista deberá empezar a plantearse quienes serán los futbolistas que, a partir del viernes en el duelo contra el Real Betis, empezarán de inicio ya que los blancos afrontan un mes bajo mínimos. Es el momento de que algunos jugadores tomen la iniciativa y conformen un bloque sólido, que intente cubrir las carencias reflejadas en los últimos cuatro empates del cuadro merengue.