Perdida la última batalla, queda la final

0
817

El Sevilla se enfrentó al F.C. Barcelona en el Camp Nou el domingo a las 20:30 horas como un pequeño anticipo de la final de la Copa del Rey.

Este Sevilla no se arrugó al comienzo del encuentro con un gran planteamiento táctico y un gran posicionamiento en el terreno de juego aprovechando bien los contragolpes. Después llegó una doble ocasión del conjunto culé tras un saque de esquina en el que rechaza Coke estrellando el balón al palo. Ese balón cae a la derecha de Luís Suárez que estrella nuevamente el balón en el largo. El Sevilla aprovecha estos errores para realizar una jugada por la banda derecha entre Trémoulinas y Krohn-Dehli que acabó con un centro del francés a Vitolo que la coloca al primer toque a la derecha de Claudio Bravo.

El Sevilla daba la sorpresa en el campo del líder y soñaba con la primera victoria a domicilio, pero el colegiado concede una falta sobre el Barcelona en la que Ramí ve la amarilla. Esta falta la iba aprovechar el argentino Leonel Messi para mandar con un zurdazo el balón al palo de Sergio Rico proyectándole un efecto impresionante para colarse finalmente en la red. Con este tanto Messi iguala al extremo del Chelsea Willians con 7 tantos de faltas en Europa.

Después del descanso, el Barça se adelantaría con un gol de Gerard Piqué a lo puro 9 tras un desconcierto en el área sevillista en la que la zaga nervionense se preocupó más por defender al tridente mágico y eso lo aprovechó el central culé. Ya el partido se convirtió en una ida y venida en la que el Barça se aproximaba con más peligro. En estas idas y venidas ambos porteros tuvieron un papel fundamental para evitar más goles como las sendas paradas sobre Gameiro y Neymar.

El Sevilla sigue sin ganar fuera del Ramón Sánchez Pizjuán ni conseguir el triunfo en una plaza que lleva sin conocer la victoria en liga desde el 15/12/02 pero el equipo a pesar de la derrota se vio sólido, fuerte físicamente y con gran confianza originándole al Barça un verdadero problema, pero no se dio la sorpresa fruto de las ocasiones que se desaprovecharon como la más clara de Gameiro con Bravo.

También hay que exigir más a balón parado sobre todo de esquina, ya que se efectuaron 7 córners pero ninguno ocasionó un gol a pesar de poseer el conjunto de Unai Emery con jugadores de gran envergadura.

El Sevilla intentará olvidar esta derrota frente al Éibar el miércoles a las 20:00 horas.

EtiquetasDeportes